logo

Pis en la cama

Con 8 años y toda mi catequesis bien guayabeada, llegaba a mi primera comunión alguien me dijo que cuando llegara la fecha podía pedir a Dios tres dones.*

 

 

La verdad …pedí cuatro. Que yo me fuera para el cielo. Que mis papas se fueran para el cielo. Que mis hermanas se fueran para el infierno. Y que me dejara de mojar en la cama.

Debo ser sincero, a esa ingenua edad, mis principales preocupaciones en la vida no eran la salvación eterna, la existencia de Dios, la virtud divina, el año académico ni la clasificación de mi equipo de fútbol. Hoy puedo confesar que mi ansiedad de todo momento era cómo dejarme de mojar en la cama.

No podía haber vergüenza mayor en la vida que la de amanecer en un pozo de orines, como me pasaba cada mañana. Sufría de que mis compañeros de escuela se enterasen. Sobre todo “Mazacuata”, que era el más macho del curso y con seguridad se dedicaría a dejarme en ridículo si llegaba a saberlo.

PEHpipi t670x470


Mis hermanas, cómplices entre ellas y enemigas acérrimas mías (a esa edad) conocían mi terrible debilidad. Por eso me amenazaban con revelar el secreto en la escuela, en caso de que no accediera a sus frecuentes chantajes. Cuando, hallándome con mis compañeros, se me acercaba una de mis hermanas a pedirme pisto, la extorsión era implícita. Yo les daba mi mesada hasta el último centavo, y si era necesario me endeudaba con algún amigo para cumplir tan infame forma de chantaje.

Ellas salían dichosos a comprar maní dulce y ricas viandas y paletas, a sabiendas de que si esa tarde, al llegar a casa, llegaba a tocarles un solo pelo o a denunciarlas con mi madre
al día siguiente me exponía a que revelaran mi secreto.

homepic2


Una vez en esos berrinches de niños, estuve a punto de ahogar a “Candy” la muñeca preferida de mi hermana mayor en el inodoro por haberme extorsionado esa mañana. Al otro día, en represalia en un partido intercolegial, entre 2º “B” (mi clase de la que yo era portero) y 3º “D” mi hermana gritó desde detrás de un pino:

—¡Uno de los arqueros de segundo se orina en la cama!


Arqueros de 2º solo había uno. Yo. Por eso cuando “Mazacuata”, que jugaba de puntero derecho se me acercó, perversamente interesado en el dato, le expliqué que el día anterior, como mis hermanas, se tardaban mucho en el baño, le había orinado la cama a mi hermana mayor, en venganza !

“Mazacuata” no quedó muy convencido, pero por fortuna el secreto no alcanzó a conocerse. Sin embargo, yo pasaba cada jornada en dolorosa agonía pensando cuándo sería que mis hermanas, en un ataque de ira, saldrían a gritarlo en la mitad de la cancha de fútbol.


Todo esto explica por qué le pedí a Dios que me permitiera no mojarme más en la cama y que enviara a mis hermanas al infierno. Hice la primera comunión un 29 de junio , y el 30 la cama amaneció, por primera vez en mi vida, completamente seca.

Dios existía! Dios había oído mis oraciones!

Liberado de la húmeda cadena, me fui liberando luego del complejo. Y si hoy hablo tranquilamente sobre el tema, es porque he logrado averiguar que muchos grandes hombres usaron las sábanas a manera de mingitorio hasta que tuvieron edad relativamente avanzada:

Churchill se orinó en la cama hasta los catorce años; San Alberto Magno sufría de enuresis Madame Pompadour "pasaba el río" cada tercera noche; se dice que Ernest Hemingway, varón de enorme vitalidad, inundaba la cama …tal vez de ahí se inspiró para “El viejo y el mar”.

Historiadores averiguados informan que el almirante Nelson aprendió a amar la navegación desde su propio lecho y que Catalina la Grande empantanó cobijas hasta los 38 años, Ricardo Corazón de León, por otra parte, empezó a padecer de enuresis a los 26 años y sus más cercanos siervos lo llamaron Ricardo “Riñón” de León.

richard the lionheart by p0p5 d4m2vpb


Quien no se haya mojado nunca más en la cama a los ocho años … que tire la primera vasinica!


Todo esto comentaba el otro día con “Mazacuata”, a quien me encontré luego de muchos años de no vernos. Ayer, matón de escuela, hoy un pujante ejecutivo, gerente de una empresa de textiles, escuchó con mucha atención mi historia y me comentó al final:


—Sabés que en épocas de escuela yo también me mojaba en la cama?
Sentí un descanso. Pero luego volví a preocuparme cuando me confesó, con lágrimas en los ojos, que todavía le "seguía pasando" tres o cuatro veces por semana.


—Y lo peor —remató “Mazacuata” — es que malgasté uno de los tres deseos de mi primera comunión pidiendo que mis hermanas se fueran para el cielo.


Hoy compadezco a “Mazacuata” ; pero, bien hecho.

Por pendejo.

 

 

(* Todo el relato es ficticio, la enuresis es una realidad. Digo, por las dudas ....)

Otros Posts

Nos vemos en Bulevar Spiderman

black and white eyes eyes drawing girl Favim.com 2701286

Un hombre sentado solo en la mesa de un café, junto a una ventana que está abierta, una linda señorita viene caminando por la calle, ella pasa junto a la ventana … el hombre susurra  :

El primer beso … y otros efectos especiales ! (Parte 1)

first kiss 9

Hey, ustedes se acuerdan de la primera vez? . Seguro que sí, seguro que como a mi les ha quedado un recuerdo imborrable.

Tratando de decir lo que no puede decirse, se han dicho demasiadas estupideces

2.-LG-No-Talking-640x360

“Murió haciendo señas y nadie lo entendió…”

(Magaldi y Pesce letra del tango “El Penado 14”).

© Daniel Rucks 2018