logo

descarga

Nuestras mujeres son bellísimas, divinas, con un don de astucia que una de dos, con el tiempo se va agudizando o nosotros los hombres, nos vamos “alelando”.

Ya no necesitan aquel tradicional y obsoleto ardid de olernos la ropa al llegar a casa por las noches, hoy con un GPS bien instalado y dos aplicaciones que nos bajan en el teléfono móvil mientras dormimos la borrachera del día anterior, ya tienen nuestra bitácora de vuelo más precisa que la que el Sr. Spock le recitaba al Capitán Kirk a bordo del “Enterprise”.

imgqweqwe

Aun así, se han armado de esa habilidad de formular preguntas tipo Fiscalía General de la República, que contestaríamos sin problema alguno si nos las planteara un amigo. Sin embargo, si es ella quien te las hace, se convierten en "preguntas zancadilla".

Yo llamo "preguntas zancadilla" a esas preguntitas que parecen inocentes y que tu pareja te hace para que te sientas culpable, aunque uno no haya hecho nada malo...

Por ejemplo, te vas a cenar con los compañeros de trabajo, porque es jueves, fin de mes, bueno para departir unas “chelas” y cuando volvés, ella está esperando en la cama, preparada con su pregunta zancadilla:

-          Qué tal la pasaste?

Mucho cuidado con lo que le contestas, porque si le decís:

-          Huy, muy bien, me he reído más con María... ¡No, no, con María-no, aja Mariano, vos lo conocés, el de administración! El que tiene la hija en la misma escuela que nuestros hijos.

-          Mariano Asturias, lo conozco, y su esposa Margarita es muy amiga mía y la tengo en el WhatsApp … y me confirmó que Mariano no fue a la cena esta noche porque tiene colitis.

9145016143033964

La cagaste Burt Lancaster!. Se dará la vuelta y pondrá su espalda de barrera entre los dos. Tampoco puedes decirle que te lo has pasado regular, más o menos, aburridón, porque te va a responder:

-          Entonces, para qué vas? Todos los meses decís lo mismo y todos los meses volvés … si la pasás tan aburrido deberías quedarte en casa conmigo y los niños.

Y pondrá cinco almohadas entre los dos. O sea que si querés tener sus caricias a favor, sólo hay una respuesta posible:

-          Mal, me lo he pasado muy mal!

cc1de326296235f9b33b72d4a7913042

En las relaciones de pareja hay que estar siempre alerta, porque cuando menos te lo esperás, te lanzan el anzuelo a ver si picás, típica "pregunta zancadilla".  :

-          Te gustó el vestido que llevaba Marta el jueves?

En este caso sólo hay una respuesta posible:

-          Cómo era? No me fijé...

Porque, ya sea que te haya gustado e incluso si no te ha gustado, la siguiente pregunta es:

-          Ah sí? Y cómo iba yo vestida?

Y es que hay una ley inquebrantable con respecto a “sus” amigas. Nunca le digas que su amiga es guapa, por mucho que insista con la "preguntas zancadilla". Si te pregunta:

-          Está guapa mi amiga Sara, verdad? – poniendo énfasis en la “d” final.

Danger! Peligro! Molto pericoloso! Calavera con dos tibias!

- Tu amiga Sara? Pero si parece un calamar...

- Pues ahora que ha adelgazado está muy bien.

- Que ha adelgazado? Pues como no sea de los codos!

- Y por qué te pasate toda la cena viéndole el escote ahhhhhh?? – Zas! "pregunta zancadilla".

1asd

Nunca lo admitas! Niégalo! Te diga lo que te diga, tú no cedas, aunque estuvieses viendo, no estabas viendo nada :

-  Pues la han elegido para las preliminares de representante nacional para  Miss Mundo.- te dice tu mujer en tono burlón

- Estará amañado el jurado... – es tu repuesta de “zafe”.

Hay una "pregunta zancadilla" a la que yo le tengo auténtico pánico:

-          Cariño, vos me ves más gorda?

En este caso es importantísima la reacción rápida, no dejes pasar ni medio segundo antes de contestar:

-          No mi amor! No estás gorda!

No se te ocurra dudar lo más mínimo, si se te ocurre titubear …

-          Pueeees, no sé... No, la verdad … que, a ver? …no.

Ella saltará:

-          Cómo que no lo sabés? Es que no se ve? Pues yo sí que veo que vos estás más gordo! Se te ha puesto la papada como la de Tony Saca!

sentados en la cama con ella encima la mujer marca el ritmo istock

Algunas "preguntas zancadilla" se pueden convertir en una auténtica pesadilla. Cuando estás tranquilo, viendo el partido en la TV ella aprovecha y te lanza:

-  Me querés?

-  Claro mi amor.

- Pero me quieres como antes?

- Te quiero más.

- O sea, que no me quieres como antes, que no podías vivir sin mí? – se pone dramática.

- Siií.

- Sí, qué?

- Que te quiero – y uno desesperado por ver la repetición a ver si en el gol anulado hubo o no hubo offside.

- Pero me quieres como antes?

- Te quiero más.

- O sea, que no me quieres como antes.

Y se tiran el llanto más fingido de la década, te arruinaron el partido y encima, es un hecho, que te vas a quedar … con un peluche de Dumbo, tamaño natural, de barrera entre los dos.

 

 

Otros Posts

Gris tipo azul octubre

No te molestes diciendo “lo siento …”

simplemente, pasa adelante

y vuelve a convertir

mi salud mental en un desastre.

Con “el que te dije” a dos manos

Digamos Andrés, nació en un hogar humilde, regenteado por madre solamente, porque padre, pasó, sembró semilla y después, si te he visto no me acuerdo. Su madre, primero echando tortillas, después comprando una máquina de coser y por último colocándose de  planera en una maquila, logró sacar adelante a su hijo.

Doble amarilla … fuera !

12313758 1123462854360495 8915328638475163854 n

Fue esa época cuando la Sociedad Mundial de las Naciones ya no nos aguantó más, ya nos habían advertido una vez … “si siguen con esas chanchadas, corrupción generalizada, a la papa la papa …, megáfonos, inseguridad, escándalos y cortinas de humo se me van mucho … fuera del planeta”.

© Daniel Rucks 2018