logo

Cock Holsters0

Creo que el “ya estuvo” es eminente

ya lo he meditado bastante

algo oscuro está latente

y no deja camino por delante …

 

Sabés que fui comprensivo,

y tuve en todo mucho criterio

desde que te encontré enredada en las sábanas

con el hijo de Don Oliverio

a los dramas fui esquivo

como diputado a los micrófonos

cuando tiene la cola pateada

y sabe que la prensa se las tiene bien jurada …

 

Te perdoné que te fueras de farra

con Tomás el microbusero

y hasta te sorprendí saliendo del Doral

con Joaquín el carpintero

Se que perdí todo

lo que alguna vez tuve

cuando te encontré revolcándote en el Bicentenario

tres días seguidos con el que te maneja el Uber

 

Jamás hice un comentario

cuando volvías a casa ebria

en una mano la “Regia”

en la otra las pantimedias

De los vestidores del San Pablo Tacachico FC

tuve que sacarte tuve que sacarte veinte veces y pico

lo mismo de los del FAS

y el Juventud Independiente de Opico

Nunca pensé ni puse atención

a la gente que de tu conducta hablaba

yo, ejemplar esposo

solito me las tragaba …

 

Ninguno de todos mis hijos

se parece en algo a mi

tienen rasgos de tus amigos

pero igual mucho cariño les dí

Incluso a veces en nuestra cama,

cuando un rayo de luz asoma

me parece que somos más

somos más de dos personas

 

Así que tanto escrúpulo al demonio

esas leves infidelidades se dan a la vuelta de cada esquina

me llevo mis hijos lo de “míos” no determina

van a estar conmigo mejor que contigo

que terminaste siendo …

más … que una gallina.

 

 

Otros Posts

Un plástico problema

Uso de bolsas

Yo quería escribirles, acerca de una de las cosas que más nos gusta atesorar a los seres humanos y que, sin embargo, no da la felicidad: o sea no vamos de escribir de dinero …sino de bolsas de plástico.

31M. El techo de las propias torpezas

Nuestra política salvadoreña es una eterna “caja de Pandora”, salta la liebre por cualquier lado, todos roban, algunos centavean y otros arrasan, algunos mantienen damas y otros mantienen vicios, unos mantienen  apariencias y otros mantienen cuentas en el extranjero, otros mantienen  la sumatoria de todas las anteriores 

Sin ayeres no hay mañanas

YTT

Si no me hubiera reventado la cabeza contra aquella puerta de vidrio, 17 puntadas, una cicatriz que medio me tapo con el pelo, tal vez nunca hubiera aprendido a caminar viendo para adelante.

© Daniel Rucks 2018