logo

“El hombre verdadero ama dos cosas: el peligro y el juego, por eso ama a la mujer, que es el más peligroso de todos los juegos”. Federico Nietzsche. “Thus spoke Zarathustra.”

 

 

Oficina de lujo, mandamás con mucho dinero, perfectamente amoblada, decorada, cuadros, aire acondicionado, manejo de muchas empresas, los retratos de bisabuelo fundador, abuelo luchador, padre emprendedor y sentado en el cómodo sillón .. J.J. Bullrich, bisnieto, nieto e hijo … suena el intercomunicador en la amplia oficina ejecutiva.

-El Sr. Gómez de Inversiones RAC ya está aquí… dijo la secretaria

- ¿Quién me dijo que lo recomendaba? – pregunto Bullrich.

-El Dr. Wilson…

-Que pase que pase… dos minutos nada más.

Pobre J.J. Bullrich, tener que manejar tantas empresas, tantos negocios y encima atender recomendados de sus amigos… lo de siempre, un par de frases, le diría “sí sí como no” y luego… si te he visto no me acuerdo.

Entró el Sr. Gómez, proletaria per dignamente vestido, con un ataché viejo, la imagen de vendedor inconfundible, pero una mirada muy pero muy fija, serena e incisiva …

-Tengo dos minutos-saludó J.J. Bullrich.

- Me voy a tardar menos Sr., con su permiso- Gómez abrió su portafolio raído y sacó de él una 38 cañón largo que depositó en la sien de Bullrich con una agilidad encomiable.

-Ni se mueva, ni trate de llamar a nadie, las manos atrás, esta pistola de tambor tiene una sola bala, la ve ? Voy a girar el tambor, empecemos a platicar… dijo Gómez.

-No tengo dinero aquí- dijo muy nervioso Bullrich.

-No quiero su dinero, mi motivo es otro – “clack”, apretó el gatillo, no disparó…

-Está loco, quíteme esa arma de aquí ! Si me va a vender algo, compro ya y váyase ! – un mar de nervios el tal Bullrich.

-Yo no soy ningún vendedor, yo soy el esposo de Raquel…

-Qué Raquel? – temblaba Bullrich… “clack”… giró otra vez el tambor, golpe seco, no había bala…

El todopoderoso J.J. Bullrich, era ya un estropajo tembleque de ser humano … nunca fue muy bueno controlando su sistema nervioso, de niño lo tuvieron en cuna de oro, si, pero con medicamentos, recordaba las múltiples palmadas poco cariñosas en la cabeza que le daba su madre ..

”Juan Jonás, quite esa cara de bobo, más atento, estás destinado a heredar las empresas de la familia, no podés pasar observando la vida, con cara de vaca mirando un tren…” Y su estómago, que ante cualquier desajuste nervioso, empezaba a revolverse vertiginosamente.

- Ahhh, cual Raquel ? –interrumpió Gómez- una operaria de una de sus fábricas, que usted obliga a que lo espere en un motel, so pena de echarla si no cumple sus favores sexuales… - silencio de Bullrich…

- A ver si se acuerda… “clack” ! Otro golpe seco, no hubo bala…

-Sólo quedan dos oportunidades… Alzó un poco la voz Gómez!

-Dígame qué quiere ! – gritó Bullrich temblando en el peor miedo de su vida …

-No me grite… “Clack” ! Otro golpe en seco, no hubo bala.

Y entonces sucedió, el inconfundible olor a inmundicia, desecho humano, dio a entender que Bullrich … incapaz de manejar su incontinencia, se había defecado encima …

Gómez lo sabía, lo había investigado, lo advirtió, sonrió…

-Solo quiero que se baje los pantalones… ya! – gritó Gómez.

Bullrich lo hizo sin titubear, y el torrente fecal quedó a la vista… Gómez ágilmente sacó su cámara fotográfica digital , y tomó varias instantáneas de la nauseabunda escena.

-Deje en paz a mi mujer, o si no, publico estas fotos en redes sociales esta noche y en un periódico amigo mañana mismo – sentenció Gómez, guardó sus cosas, entre ellas su pistola, obviamente vacía, y se fue…

Pasaron minutos interminables, el mandamás y su impotencia.

Bullrich temblando de miedo y lleno de estiércol, marcó a su secretaria…

-          - Srita. Sáqueme dos pasajes para Europa, no importa qué país, avísele a mi mujer, que salimos en el primer vuelo de mañana temprano!

Otros Posts

Antiguas angustias

070c96a84c129aacacb031d2282588d3Agatha anciana adinerada, agoniza angustiada, atácale asma, ahoga, asfixia, atora …aguanta …

No vio al Novio ?

LionKillA

Toda ciudad encierra, relatos, mitos urbanos y hechos históricos, reales, sucedidos hace tanto tiempo, que terminan convirtiéndose en leyendas. Barracas, es un barrio del sur de la ciudad de Buenos Aires, allí se encuentra aún hoy, la “Casa de los Leones”.

Siguiendo los gritos del asesino silencioso

asesino1963. Mi inicio como detective, no hacía más de diez días que había abierto oficina, cuando una rara señora de color verde, se convirtió en mi primera cliente:

© Daniel Rucks 2017