logo

Capturagfdgfddd

Usted se preguntará … si soy tan buen ladrón, como es que estoy preso ?

Bue … las cosas desde el principio, mi nombre es Rogelio, soy hijo de buena familia, mis padres siempre quisieron la mejor educación para mí, pero yo nací con una vocación definida: desde niño yo quería ser ladrón.

Cuentan que les robaba el “pepe” y las mantas celestes a los otros bebés en la nursería (yo no recuerdo ese punto, pueden ser calumnias) los lapiceros a las enfermeras y las gafas a los doctores. Ya en escuela primaria acumulaba cajas de crayones ajenas, loncheras completas, chumpas de compañeros de clases, etc.

Como no podía ser ladrón por vía académica, cuando me plantearon seguir una carrera universitaria, opté por lo más cercano, o sea … estudié Derecho para terminar tan torcido como los oscuros manejos de la Ley en mi país.

Pero mi verdadera enseñanza la adquirí cuando un amigo de mi progenitor, político veterano, le dijo a mi padre:

-          Estamos buscando sangre joven para el partido, necesitamos refrescar la Asamblea … tu hijo, Rogelio, no estará interesado ?

Asamblea Legislativa1

Yo salté de la alegría, estaba escuchando, espiando, como corresponde a un buen ladrón, dije que sí, me esmeré en mi campaña y quedé electo diputado ..que tal ?

Todo el catálogo de chanchadas, marufias, estafas, robos, negociaciones bajo la mesa, todo eso lo aprendí en el Salón Azul, tanto así que ni busqué reelegirme, esos tres años fueron suficientes: me convertí en un ladrón astuto y sagaz.

Mi método era muy sencillo, llegaba a una sucursal bancaria, ya sea a abrir una cuenta, a hacer un depósito (igual después lo iba a recuperar) o sacar un crédito, y en un par de visitas ya me había memorizado, cambios de vigilancia, horas de menor tráfico de gente para evitar heridos, los sistemas de alarmas y cámaras.

mySuperLamePic 1766eb56b0df2c56ba6dbd33678e9edb

Algunos días después, llegaba, muy enmascarado, solo, amenazaba al cajero que había visto más impresionable, me daban todo el dinero solo al ver el cañón de la pistola, me llevaba las bolsas llenas y a la semana volvía a la misma sucursal, a seguir con mis trámites, que por supuesto hacía con el mismo dinero que les había robado ….

… en cierta forma, era un acto de justicia, ladrón que roba a ladrón ….

Nunca disparé un tiro, nunca tomé rehenes, solo inutilizaba cámaras con una frecuencia de invasión web y ninguna alarma funcionaba por más que la apretaran … siempre actué solo.

Solo cometí un error, y ése me costó la cárcel …

Resulta que la Sucursal del Interamericano que iba a robar, tenía un problema serio, estaba ubicado en una callejuela muy estrecha, donde para colmo de males se parqueaban carros a ambos lados, el espacio para la huida era muy estrecho para un vehículo, pero era bueno para una moto, un problema: nunca aprendí a manejar motos.

Entonces me recomendaron a Johnny, un ex motociclista de “delivery” de los que manejan como locos neuróticos una abeja en el …. casco por las calles de esta capital.

Hicimos una prueba, me pareció, seguro, rápido, no tuve que decirle nada, solo le dije que entrábamos a un banco, me esperaba dentro, en la puerta, me ayudaba con las bolsas y salíamos disparados.

interview

Un par de semanas antes, me recibió el Gerente de la Sucursal, el Lic. Melgar, pedí un crédito pequeño, vio mi record, de que todos los cancelaba a meses de pedirlos (sin saber que era con el mismo dinero del banco) y no hubo problemas, anoté todos los datos, en mi memoria.

-          Un placer hacer negocios con usted Don Rómulo. – me dijo Melgar

-          Nos veremos pronto, licenciado – claro, Melgar ni se imaginaba que tan pronto iba a ser pronto.

Dos semanas más tarde, con Johnny nos bajamos de la moto frente a la callecita del Interamericano, Johnny entra hasta la puerta, queda esperando, camino hasta una caja con el pasamontañas, es mediodía y no hay nadie … tanto así que el mismo Lic. Melgar atiende la única caja abierta, sin clientes, leyendo el periódico.

Eso me obliga a usar una táctica aprendida durante mis años de diputado, cuando usábamos las escuchas telefónicas (ilegales por supuesto) y fingía voces, adopté la voz # 4.

-          Esto es un asalto, nadie va a salir lastimado, todas las alarmas están desactivadas, llene estas bolsas con todo lo que tenga en la caja … no aceptamos billetes de $ 50. 00 y $ 100. 00

-          Si sisisisi … - tartamudea Melgar y mete el dinero en las bolsas, sin tretas, me da las bolsas, crimen perfecto.

LG XXLN5300 Left Angle

Le doy dos bolsas al Johnny que está clavado viendo un afiche:

-          Mire Don Rómulo (primer error, me llama por mi nombre) una pantalla chola de esas de 42 pulgadas me vendría bien a mí.

-          Salgamos yaaaaaaaaa – le susurro a Johnny.

-          Ahhhhhh – salta rápido el Lic. Melgar – esas pantallas se las llevan instantáneamente, nuestros clientes cuando hacen depósitos a plazo fijo de más de $ 5000. 00.

-          Y de dónde voy a sacar yo cinco mil dólares ? – se lamenta el Johnny.

-          Fácil – le responde Melgar - venga para acá a mi escritorio con esas dos bolsas de dinero … hacemos el depósito y en menos de una semana usted ya tiene su pantalla.

Astutamente, Melgar atrapa al Johnny en su inocencia, y me corta la vía de escape, salgo del banco, con tres bolsas llenas de dinero, ahí está la moto pero no sé manejarla, la calle s estrecha, pasan dos taxis, ninguno me ara, es entonces que me doy cuenta que no me he quitado el pasamontañas, me lo quito .. en una avenida, me para un taxi ….

huiuhiu

Llego a mi casa, meto todo en una maleta, salgo al aeropuerto, pregunto por el primer vuelo

-          El de las 11 10 am a Damasco, Siria.

-          Bonito lugar para veranear – compro pasaje, subo a migración, sala de abordaje, entrego el pase de abordar, y en ese preciso momento oigo la voz …

-          Sr. Rómulo Viquez … queda usted arrestado por robo a la sucursal del banco Interamericano, tiene derecho a permanecer en silencio …..

 

Otros Posts

En boca de urna no entran moscas

20070322184917 boca cerrada

El dolor es fuerte y desgarrador. Dolor ante todo por lo sucedido, pero también duele la angustia por lo que aún puede suceder …

La cornamenta del cornudo que cornea

12199681 paroháč man 

-          Te lo digo así de claro Armando, porque sos mi amigo, pero la duda me devora por dentro, podría jurar que Adelina me es infiel !

-          Adelina? Tu esposa? Pero como se te ocurre? Si Adelina es una santa! – no se si mi amigo del alma, de infancia, Joaquín, habrá notado que me ponía levemente colorado.

Se llamaba Esperanza y no tenía ninguna

a prostitute working city streets at night 431035703

 

Y era lo que se llamaba una mujer pública, cómo explicarlo sin decir la palabra? Realizaba  trabajos nocturnos y no precisamente de enfermera en un hospital, alquilaba sus besos y vendía romances en camas de moteles y pensiones…

© Daniel Rucks 2017