logo

single dad power struggle

Noche de sábado, 9:40p.m, ciudad capital

  

El hijo (dieciocho años, con el ímpetu de la edad y la arrogancia propia del mismo ímpetu) se acercó al padre (cincuenta y dos años, manso, tranquilo, con la calma característica de

mas de medio siglo de experiencia en la vida).

-Papá, me voy, me llevo el carro… - el padre, levantó la vista del libro de Vargas Llosa que leía y lo miró…

-En mis épocas, al menos pedíamos permiso para usar el carro o nos despedíamos de nuestros padres de manera un poco más educada, bah …afectuosa.

-En tus épocas papá- replico el hijo- tus épocas, mi época es de sexo, rock y smartphone…  tratá de entenderme…

-Bueno - replicó tranquilo el padre- mis épocas fueron de beso, twist y TV en blanco y negro,  pero eso no te hace más dueño del mundo de lo que yo fui en mi época… andá, llévate el carro pero con cuidado, que la calle de noche es peligrosa y no vayas a tomar de más, menos si estás manejando  el automóvil que es de hecho, un patrimonio de toda la familia, no solamente tuyo…

-Cambiá de siglo papá…!  (pum, el portazo y se fue)

El padre (beso, twist y TV en blanco y negro) se quedó preguntando, para sus adentros, que habría hecho la vida con su hijo (sexo, rock y smartphone) ...

father and son

Aquel mismo que provocó la fiesta y la alegría más grandes de su vida al nacer… se preguntó si por casualidad  ese joven de gorra y camiseta era el mismo por el que había luchado años y años de trabajo, tratando de hacer  de  él  un espejo de si mismo… tal vez ahí estaba el problema, volvió a leer y se durmió.

Y el hijo (sexo, rock  y smartphone) se fue  manejando preguntándose a sí mismo, si ese señor calvo de anteojos y espalda encorvada era el mismo que él juraba, ante sus amigos que era mas fuerte que todos los papás del vecindario a los cinco años.

Si ese casi viejo era el mismo que él había soñado alguna vez, que volaba como Superman y lo salvaba de los monstruos intergalácticos… volvió a lo suyo… y aceleró…

1193263 1280x720

 

El  teléfono  sonó a las tres y poquito de la madrugada anunciando el accidente, carro volcado, destrozado, el hijo (sexo, rock y smartphone) malherido en el hospital y el padre (beso, twist  y TV en blanco y negro) salió de su casa cortando la noche con angustia a flor de corazón…

Cuando lo vio, entubado en el hospital, en medio de un estado de semi consciencia, quien temblaba y convlsionaba en esa camilla, era quien y reconoció  tal cual,  su hijo, su niño, con sondas y sueros y vendas y médicos… los ojos se le habían puesto muy buenos… con dos lagunas de lágrimas a manera de ojos …

… miró y distinguió a ese señor anticuado y calvo…su padre

… y se aferró a la mano de su Papá (beso, twist  y TV en blanco  y negro)

fuerte …

como quien se aferra… a la vida…

Otros Posts

El Séptimo Mandamiento (Gentil Colaboración de Carlos Barrera)

Technologiablog prohibidorobar

El periodista se dirigió al oeste del país, haría un reportaje en un pueblo muy alejado de la capital, oyó que en ese pueblo nadie hurtaba o robaba algo, le pareció que era una buena historia y a la vez haría el reportaje, decidió desplazarse hacia allá para corroborar e investigar sobre ese hecho, recorrió en su auto varios kilómetros hacia el oeste, al cabo de 6 horas notó un letrero que anunciaba la llegada al pueblo, el letrero estaba en color verde las letras en color blanco justo debajo de éste otra inscripción que decía: “No Robarás”.

Todos somos Kazajos !!

0012398124

Por obra, gracia y dedos cuicos de algún operador del FedEx Field en Washington, Zas ! nos cambiaron la nacionalidad !

Sin pan pero con mucho circo …

20070129150533 pocopan pesimocirco 300x233

Nuestro país es el espejo de nuestras miserias y nuestras grandezas. Es la cara y cruz de lo que somos. La cara que mostramos y la cruz que llevamos. Las dos caras de la moneda. El coraje y la cobardía. El héroe y el traidor.

© Daniel Rucks 2017