logo

public speaking microphone

 "Yo no era así - declaró el que daba su testimonio - me hicieron así "

Estas sesiones de Narcóticos Dependientes Anónimos siempre deparaban sorpresas, pero tal vez no a tal extremo, pensaron los asistentes, pero como existía el convenio de confidencialidad, y aquello de que ¨lo que ahí se decía, ahí quedaba¨, nadie puso un comentario en labios de nadie... había que creer o reventar.

¨ Yo se que muchos han dicho lo mismo... pero fue el trabajo, el stress laboral lo que me llevo a esta perdición ... Yo sé que cuesta trabajo que me crean, que me entiendan¨

El disertante se quebró en llantos, leves sutiles, agudos, el moderador del grupo, se acercó, le dio un par de palmadas en el lomo, acarició su pelaje ante el silencio de todos los asistentes y esto le permitió al orador seguir adelante.

cc IMG 3869 Mario crop

¨Yo era feliz, de pequeño, era feliz, en una casa linda, con gente buena, que me trataba bien, una familia plena, incluso yo aparecía en sus fotos familiares.

Se ufanaban de mi, hablaban bien de mi en sus reuniones familiares, hablaban de mi fidelidad a la familia, de cómo había espantado a un ladronzuelo del barrio, que se había metido a robar una madrugada, solo con mi ánimo, con mi presencia, que no era mucha, pero bastaba.

Eso les llevó a enviarme a la escuela de obediencia, y ahí, maldita sea mi suerte, mi maldita aplicación, esa capacidad de entrega que siempre tuve me hizo volverme un ejemplo en la escuela... ahí empezó mi tragedia¨.

Screen Shot 2014 05 12 at 10.29.28 PM e1399948437657

Todos los asistentes a la reunión ordinaria 37 de Narcóticos Anónimos creían que el orador se iba a quebrar otra vez, pero no, siguió adelante después de meter la lengua larga y oscura en el vaso de agua que le habían puesto en el podio y beber dos sorbos .

¨Del cuerpo policial pidieron mis servicios, el patrón de la casa creyó un honor tener un miembro de la familia involucrado en las fuerzas del orden y me entregó a capacitación policial, siempre seguía viviendo en la casa de mis familiares, pero pasaba el día en el cuartel, ahí conocí la droga ....¨

Una asistente, cuarentona, pero de buen ver aun, derramó una lagrima previendo el problema del expositor y tal vez, recordando el suyo propio ... sorbió su lágrima con una inhalación nasal que hizo que el estruendo de sus mocos, involuntariamente desviara la atención de los presentes.

El orador, aprovechó la pausa del estruendo mucoso, para pasarse la pata trasera izquierda por el cuello, tal vez, para disimular o tal vez porque en efecto era víctima de alguna pulga ...

 perro rascandose

¨Me dieron a olfatear la droga, la cual inmediatamente me detonó en el cerebro ... Rayos ! me dije a mi mismo, que es esto ?

Claro que reconocí su olor, y fui desde entonces capaz de olfatearla en cualquier lado, en cualquier carro que me pusieran a oler en un parqueo repleto, en cualquier maleta de las miles que aparecían en las bandas corredizas del aeropuerto, en las mercancías que descargaban en los puertos, claro que las reconocía, pero el problema era grave, mucho mas grave ...¨

supreme court drug dog

¨Ya no era problema de reconocerla o no, era el maldito caos de buscarla, buscarla siempre, y media vez la encontraba, olfatearla, traerla hasta el interior de mi húmeda nariz, febril, descarada, obsesivamente....

Esa era mi paz, al encontrar el polvillo blanco, era un triunfo, hasta salí un par de veces en los periódicos por mi enorme capacidad de detectar alijos de cocaína, cargamentos baratos, complejos, materia prima, reducida con detergente ... en fin, fui casi una figura nacional, pero la fama no hizo mas que destrozarme ...¨

Todo el auditorio estaba estupefacto, escuchaba atónito el testimonio, desgarrador y mas de alguno recordó las noticias del periódico y pudo corroborar, susurrando a su vecino ... ¨Él es, viste que te dije que él era !!¨.

2.9989770

¨A los pocos meses, empezó el declive, claro ... la gente y la policía completa atribuía mi éxito a mi disciplina y olfato, pero nadie detectaba la verdad, era tanta mi ansiedad de encontrar la droga, la necesitaba, si no estallaba en estados de inacción febriles y temblores espasmódicos que preocupaban a todos los veterinarios ... en resumen, ya era un adicto¨.

¨El acabose se dio el día en que destrocé el equipaje de la embajadora de Zimbabwe, que recién venia acreditada al país ... yo solo percibí algo, no estaba seguro, pero a pesar de su categoría de valija diplomática, me lancé sobre ella, la rompí, logre abrirla y sacar en medio de todas sus ropas una caja, muy coqueta del polvo apetecido, anhelado, romperla y aspirarla profundamente ... no, no era el polvo mágico, algo estaba mal ... me habría equivocado ?¨

¨La Embajadora explico a los gritos, muy furiosa, en un español muy rudimentario que lo que acababa de destrozar era la urna funeraria con los restos de su padre Ombeye Salmengue, que al no poder darle sepultura, por su carácter de embajadora permanente, acarreaba siempre con ella ... Hubo un silencio general en el aeropuerto¨

 8c7294e2c63f0aaee583a76797914b27

¨Lo demás es cuento conocido, se rompieron las relaciones diplomáticas con Zimbabwe, fui dado de baja e internado en una veterinaria, donde pase los días mas crueles de mi periodo de abstinencia y en fin ... aquí estoy, cumpliendo mi terapia de rehabilitación ... Gracias por escucharme ... gracias...¨

El orador lloró en un aullido muy agudo y bajito, sacó sus patas del podium, y se dirigió a la concurrencia que le aplaudía de pie, a buscar su lugar ... en el camino, como a manera de intermedio, levantó su pata derecha, y orinó el mástil de madera que sostenía el banderín de la asociación ....

Otros Posts

Las paredes hablan

3cd0c6f6e71f283a83c37850e1bb7e50

Gran parte de la sabiduría popular, a mi juicio, y el de otros tantos lunáticos, está escrita en las paredes de los baños o servicios sanitarios públicos. Es un hecho, que es una demostración de lo poco que tenemos que hacer y el empleo del tiempo que requiere la deposición de heces en algo atentatorio contra la higiene general .

Metidas de pata presidenciales

juan manuel santos tapandose la boca

“Todos metemos la pata, es automático, abrimos la boca y metemos la pata, claro en la medida que hablemos menos, meteremos menos la pata … pero como le pedimos a un presidente que hable menos ?” (Filósofo usuluteco anónimo).

Para amarte así se necesita valentía (Colaboración de Titi)

36210 6

Para amarte no es necesario encontrarte cada mañana a mi lado, 

no por el momento, no en este presente ...

© Daniel Rucks 2017