logo

Business travel 19417 634x0 c default

La historia es completa y absolutamente cierta. Le agrego nombres y circunstancias, pero es real de cabo a rabo.

Para comenzar, estamos hablando del abordaje de un vuelo de 11 horas, Geoffrey Willemstad (aunque le ponemos así porque me da la gana, porque el personaje de la vida real se llama Andrew Wilkinson) , un hombre de negocios británico, uno de los que viaja frecuentemente entre Londres y Johannesburgo … se dedica a la exportación e importación, lo que exporta e importa … no nos importa.

news 16202 20222 britishairwaysplaneinsky

Lo cierto es que le urgía viajar, y en temporada alta (verano europeo) consiguió el pasaje en British Airways a $ 1500. 00 dólares (en económica, no había primera clase … un K y ½ !).

Geoffrey llegó a su asiento, se acomodó para 11 horas de vuelo (no se quitó los zapatos como hacemos nosotros, muy flemático y británico él), y en pocos minutos sintió algo húmedo a nivel de su nalgasterio.

vueloturquia

Declaraciones de Mr. Willemstad

-          “En un principio, sentí algo húmedo y dije, bueno …a algún pasajero se le debe haber derramado algo de agua … pero no al acercar mi nariz (prominente y flemática como buen británico) noté el olor inconfundible de la orina … se habían meado en mi asiento !”

-          Y usted que hizo Mr Willemstad ? – pregunta la reportera.

-          “Pues reportarle a la asistente de vuelo (azafata pues!!) quien me sonrió, fue al baño, trajo toallas de papel, me las dio y dijo: limpie usted !”

-          Y usted que hizo Mr. Willemstad?

-          “Pues nada, no iba a ponerme a limpiar los meados de otro si pagué $ 1500. 00 dólares por el asiento, cierto que el vuelo estaba lleno, pero le exigí a la asistente que me pasara a clase Ejecutiva o Primera clase …”

-          No podemos van llenos – contestó la azafata – limpie usted y aguante!

Así que aunque no lo crean, Willemstad viajó sentado en orina 11 horas, ocupó su manta, frazada o colcha para poner sobre el asiento, pero como sintió que se filtraba, pidió otra manta … nunca se la dieron.

Al llegar, con el traje impregnado de urea ajena, hizo el reclamo ante British Airways, y le dieron una compensación:

5000 puntos Avios (o millas), suficientes para canjear a bordo de British Airways, una taza de café.

Muy flemático y “very british”, Willemstad, bajó su zipper para comenzar a orinar el mostrador de la línea aérea, cuando la Policía del Aeropuerto de Johanesburgo lo metió preso en la celda del aeropuerto 36 horas ….

Otros Posts

Todos los goles que nunca fueron …

Todas las palabras que nunca dijimos … 

Todos los “te quiero” que no nos animamos a pronunciar …  

Todos los grandes proyectos que nunca iniciamos

Mi última neurona

imagesHR4Y5ZB4

Mi vida está hecha un desastre

con tendencia a empeorar

casi nada funciona como debe

el resto funciona mal …

Liga Mayor de Fútbol LMF o Liga RLT* ?

Mañana-se-conocerá-sanción-por-el-pleito-entre-Jiménez

Nuestro fútbol nacional, al cual tratamos de revestir de características “profesionales” no ha muerto, pero está más o menos como el pez que acabamos de pescar y tiramos al fondo de la lancha para que pegue sus últimas bocanadas y muera …

© Daniel Rucks 2017