logo

silence 011 5

Escapa un instante, no tardes mucho

evadiendo el encuentro ,

donde apagas el silencio que te quema

la piel, y un poco mas allá cerca del corazón,

Leer más...

No te molestes diciendo “lo siento …”

simplemente, pasa adelante

y vuelve a convertir

mi salud mental en un desastre.

Leer más...

painting girl beautiful eyes art paintings 2061415012

Por donde vayas, sabés que te miran, yo te miro, y sabés perfectamente que te estoy mirando, porque me miras mirándote, y yo te miro mirándome mirarte, es usual no ?

Leer más...

etapa09

No se complique, ni replique, no se pique, si ya salió su nombre en el ticket, vaya buscando su propio tabique, no se achique Don Enrique ...

Leer más...

12269675443 12a25bbf68 b

De nada me sirve esta noche saber que

hay derroche

de ovnis sobre Moscú

Leer más...

9a78a292307af310e6e5aa7e75702bfc
 
De repente despues de toda lluvia aparece el sol,
ese sol que me recuerda todo de ti,

Leer más...

gjhgjghjhg

De pronto usted aparece, resplandece, pone luz al día y me ilumina la existencia …sin previo aviso ni anestesia, en medio del caos laboral o en medio del tráfico, de planillas, expedientes pendientes o semáforos eternamente en rojo que nos dejan ventanilla a ventanilla …

Leer más...

Otros Posts

Varones llorones? Montones !

Lo que pasa es que la culpa la tienen las rockolas, nos mintieron …

Cierto que casi no existen ya, pero re contra ametrallaban con aquello de “Dicen que los hombres no deben llorar, por una mujer que ha tratado mal …” que cantaba un tal King Clave y aparte de diez mil paradigmas herencia de las sociedades patriarcales machistas del siglo pasado … nos vendieron una realidad cambiada.

 

Perversamente encantadora…

 

 

  

Es exactamente lo que un hombre como yo

no necesita

la negación de mis afirmaciones

el “nunca jamás” de las condiciones

de mi madre:

Mi segunda segunda oportunidad

Sopla un viento del este

en tu mejilla oeste

y borra las lágrimas que no te mereces

El caso de siempre

tu corazón sangrando

una vez más …

 

© Daniel Rucks 2017