logo

 

(Ojo ..a diferencia de muchos otros, todo es verídico en este post).

 

Tenía yo 12 o 13 años, recién llegado a la hermana República de Honduras, colegio nuevo, compañeros nuevos, pollo comprado total y para sacarme del estupor un profesor pasando lista:

-          Adolf Hitler Rosales !

-          Presente, profe …

 

Leer más...

el: te querés casar conmigo??

ella: si!!

Leer más...

 

Nunca fui yo

o demasiado yo

siempre fui otros

Leer más...

Llegamos, llegué, llegaste tarde a una vida que era única y exclusivamente nuestra ...

Porque fuimos creados, creado, creada para pertenecernos y nunca para ignorarnos que es una manera muy dolorosa de pertenecerse.

 

Leer más...

 

Tengo miedo de los monstruos

los que habitan mi cabeza

se trasladan a la tuya …

Leer más...

Yo debía tener, a lo sumo diez años, pequeño inquisidor, curioso investigador de cualquier cosa que surgiera, en aquellos veranos eternos, cuando todos los primos, en vacaciones escolares, éramos mandados al campo para “endurecer nuestro carácter”.

Leer más...

 

 

En aquellos dorados sesentas, cuando la TV todavía era un elemento selectivo, lejos del alcance de nuestros confines proletarios, barrios obreros de mucha gente y pocas esperanzas, donde los sueños siempre quedaban postergados para fin de mes y de ahí para nunca ...

Leer más...

Otros Posts

Eso de saludarse de beso ...

745

Un día de estos, revisando entre tantos libros de biografía que tengo, y que he releído tantas veces, me encontré con una biografía de Walter Lippman, conocido comunicador y filósofo, donde un párrafo  me causó enorme preocupación:

La marcha de las Putas*

B4X3qkiIMAAtoc3

No estaban muy seguras a quien debían dirigirse, si a Casa Presidencial, Asamblea, sede de partidos políticos, así que reunidas en Comisión Directiva, decidieron marchar a todas las locaciones al mismo tiempo.

Tarzan. El rey de los gnomos

il 340x270.1118696342 r0dx

Nos siguen pegando abajo, diría Charly García, nos siguen timando con esto de los personajes de comics, nacidos, asesinados, resucitados, vueltos a matar, se reencarnan en otros y hasta alguno por ahí alguno ha vuelto a la vida con identidad sexual cambiada.

© Daniel Rucks 2017