logo

Porque somos, hemos sido y seguiremos siendo malinchistas desde el momento que Cristóbal Colón hincó rodilla en tierra americana y empezó a cambiar oro por espejitos, hasta el día de hoy que quienes nos cambian oro por plástico, son las grandes transnacionales financieras mundiales, todas con sus filiales en El Salvador, a menos cabo de los dos últimos bancos (aun salvadoreños) que respiran en medio de esa vorágine.

 

Por eso necesitamos, que nuestro técnico de Selección Nacional,  sea:

  • Lo más extranjero posible
  • Que tenga un acento extraño y un “pajeadito” diferente al de los diputados.
  • Que bajándose del avión, agarre la bandera y diga “Amo El Salvador”, aunque no conozca más que Comalapa, el hotel y la FESFUT,

Siempre ha sido así, es la historia de nuestros tiempos contemporáneos.

 

La otra cara de la moneda

Por qué no se les da la selección mayor a entrenadores nacionales ?

  • Sí, se les da, cuando ya estamos eliminados y quedan por jugar tres partidos, le dan en la nuca al extranjero por $$$$ y contratan a un nacional para que detenga la peña.
  • Porque quien les va a hacer caso … si son de aquí ?
  • Porque somos pocos y nos conocemos demasiado.

 

Albert Roca, llegó al país, y se hace cargo de  nuestra “Selecta” pasada la borrasca de los amaños (pasó la borrasca de los amaños ..o quedó alguno por ahí ?), con un trompo difícil de echarse sobre la uña … construir una Selección Nacional creíble.

Creíble, no eficiente ? 

No, primero creíble, los salvadoreños necesitamos volver a creer en los futbolistas que se calcen la azul, necesitamos tener la firme convicción de que no van a ir a vender el partido, amistoso u oficial es indiferente, a los apostadores on line de Singapur o a algún otro de estos maleantes …

 Usted me va a decir ..”Uy chele, pero van a pasar siglos para que se nos pase esa sensación de que cada partido perdido está amañanado” ..ahá .. ahí está la clave, será más creíble en la medida que ganemos más y perdamos menos, o sea, paulatinamente, nos vayamos volviendo más eficientes ….

Albert el catalán …

Albert Roca, reúne todos los requisitos que exige nuestro malinchismo futbolero, para un técnico de la Selección, importante: al precio que podemos pagar, o sea en la escala que $ea adecuada. (O sea, no un entrenador del Barcelona, sino un auxiliar técnico).

Pero el rodaje por segunda y primera división española como jugador, como auxiliar, en Galatasaray, Barcelona, le dan grama suficiente para hacer algo con nuestro futbol, que material humano tiene … y material inhumano, le sobra …

De ahí la pregunta: 

Aguantará esta Roca la retahíla de opinológos que saldrán después de los partidos con Costa de Marfil y  España ? Después de la Copa UNCAF ?

Aguantará cada vez que los jugadores se declaren en huelga por falta de pago de viáticos y premios ?

O al “dirigente amigo” que le sopla al oído “Mirá Albert, poné a Fulano en el lateral derecho, ya casi lo tenemos vendido a un club de Hungría” ?

O a la vorágine de periodistas que le caiga encima después de empatar un  partido con Nicaragua ?

El país necesita creer en algo, y lo único que nos va quedando, remendado …

… es el futbol

mire Don Albert, devuélvanos la esperanza ….

 

Otros Posts

Historia del Comic (Parte 1)

1898-01-09“Las historietas y sus personajes, están perfectamente estructurados, dentro de la estrategia del Imperialismo Norteamericano aplica rigurosamente para vencer la resistencia de nuestras nacionalidades continentales” (Hugo Chávez ? No ..pero cerca, Casa de las Américas, La Habana, Cuba, 1967).

Ada Blackjack. Una heroína en el olvido

BBq9PxW

Uno de los casos de supervivencia extrema, que más me han impactado en la historia, es el de Ada Blackjack … la historia a veces, suele ser cruel.

Y si un día el Papa se emborrachara ?

Y si el Papa (salva y santa sea su persona) un día se emborrachara antes de celebrar misa en plena Plaza San Pedro ? Si el que aprieta el botón de los misiles o el responsable de la palanca de una central eléctrica, el que controla una planta nuclear, el que autoriza a aterrizar a los aviones … se pusieran bien tronados un día en sus labores?

© Daniel Rucks 2018