logo

lkjkljlkjjHoy, exactamente hoy, hace 37 años, 30 marzo de 1980, de un suceso que como todos los actos trascendentales de la Historia de nuestro país, todo gran acontecimiento, se habla mucho … pero nadie logró resolver o aclarar nada.

Domingo 30 marzo, Catedral …

Tras el asesinato de Monseñor, el 24 de marzo, la Junta Revolucionaria de Gobierno sabía que se les venía la noche encima, más no imaginaban cuanto, decretaron toque de queda y Estado de sitio y esa misma noche, más de una decena de bombas fueron sentidas en toda el Área Metropolitana de San Salvador esa noche.

OSCAR ROMERO 4

Se determinó que las exequias de Monseñor se hicieran el Domingo 30, y propiciar facilidades para que su rebaño, las ovejas perdidas sin Pastor, pudieran llegar de todo el país … pero se sabía que no iba a ser una jornada tranquila.

0012690643

Los atenuantes y detonantes

El Padre Humareda de nacionalidad mexicana, quedó a cargo de organizar toda la actividad al interior de Catedral, oficiar la misa y exequias de Monseñor Romero, Monseñor Rivera y Damas sería confirmado como Arzobispo hasta 1983. Se sabía que ambos bandos (ejército y organizaciones populares) iban a tener presencia armada en el entorno de la Plaza Barrios, eso no era ningún secreto, es más desde el jueves 27 de marzo, se empezaron a hacer simulacros de los actos, para tratar de controlar cualquier detalle.

Miembros del Ejército y ORDEN, ya tenían posiciones tomadas desde ventanales vecinos, 48 horas antes, muchos apostados en el Palacio Nacional.

0012676505

Los representantes del Bloque en la Coordinadora de Masas, pidieron permiso al Padre Humareda para reventar dos bombas “mariposa” o bombas de propaganda, para esparcir volantes, el sacerdote mexicano dio su autorización.

Ya había iniciado la misa que oficiaba Humareda, cuando estalló la primera de esas bombas, en el costado sur del Palacio Nacional, la gente en el interior de Catedral se asustó, el padre pidió calma, ya estaba al tanto de esa petición … pero 50 000 personas en la Plaza no lo sabían, ni veían lo que sucedía en el atrio de Catedral, con el altar puesto contra la puerta principal de Catedral.

0012676481

 

La avalancha

Entonces se dieron dos hechos simultáneos, el inicio de los disparos de los entes oficiales sobre la gente que se precipitó despavorida sobre la entrada de Catedral, una combinación letal.

La segunda de las bombas estalló cerca de la entrada del Banco Hipotecario, y precipitó aún más la desbandada de personas. Cuenta el Padre Peiró, que ante la indiscriminada balacera, se abrieron las puertas de Catedral y la gente que pudo se refugió dentro de la misma, pero se llenó de inmediato.

0012676734

0012676489La gente que quedó dentro de Catedral, cerró las puertas, para evitar que los miembros de las Fuerzas Armadas entraran a rematarlos, esto dejó a miles de personas a merced de las balas en la Plaza Barrios.

Pero cada columna de manifestantes del BPR, de la Coordinadora de Masas, de los distintos grupos de vanguardias, estaban integradas a su vez, por muchas personas que iban armadas; entendamos esto: desde inicio de los setentas, cada manifestación en nuestro país, había sido dispersada con la estrategia “balas desde la azotea”, estas columnas ya habían aprendido la lección.

0012676521

Armas cortas en su mayoría, que podían guardarse en la ropa, y en otros casos fusiles que se escondían bajo las banderas, constituían el arsenal con que estas organizaciones respondieron al fuego de soldados y paramilitares, en medio del fuego cruzado … la grey que había acudido a despedir a su pastor.

Conclusión y lágrimas

“Y la vida siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido …” (Joaquín Sabina)

El funeral de Monseñor Romero dejó un saldo “x” de personas fallecidas, nunca hubo una versión definitiva y certera …

-          “Dentro de Catedral había unos 40 o 45 cadáveres, mayormente de señoras mayores, aplastadas por la avalancha” (Testigo presencial).

-          “Había más o menos 30 jóvenes, con tiros de remate, de espalda o en el occipucio” (Miembro del BPR).

-          “Teníamos más o menos 35 cadáveres, aplastados por la avalancha, aplastados contra la puerta de Catedral, heridos y muertos de bala” (Padre Ángel Peiró)

0012676694

Lo cierto es que ese año, 1980, los salvadoreños perdimos un verdadero pastor, un verdadero protector de sus ovejas, que ni siquiera en el día de sus exequias pudo dejar de gritar ….

“ … basta de violencia, asesinato, la tortura donde se quedan tantos muertos, el machetear y tirar al mar, el botar gente: esto es el imperio del infierno”

 

 

Bibliografía.

Textos Carlos Cañas Dinarte.

             Nora Méndez. Blog Parque de Zapatos.

           Testimonio de Padre Ángel Peiró. Uno de los oficiantes de la misa.

            

 

Otros Posts

Ojos que no ven, patean caca

Capturadsadsa4333

Somos los reyes del últimahorismo

patrones de la improvisación

Jerarcas absolutos de “a lo que salga”

Se hace lo que se puede con lo que se tiene …

tumblr nyc594oS6y1tctxvzo1 500

El problema de los salvadoreños es que pasamos mucho tiempo ocupados haciendo nada, pero tratando de hacer creer a los otros de que estamos extremadamente atareados.

He descubierto el misterio … por que las mujeres van juntas al baño?

Caqweptura

 

Como que todos hemos pasado el fin de semana de farra. Vamos, usted también, estas épocas de Acción de Gracias, Viernes Negro y Navidad nos alborotan a todos …

© Daniel Rucks 2017