logo

 

Nunca fui yo

o demasiado yo

siempre fui otros

 

otros que de manera

coercitiva

constante

repetitiva

me invitaba a asumir la misma vida ...

 

Desde mi tierna niñez

infancia

nunca fui yo el niño

rodillas sucias

zapatos lodosos

que quería

sino el perfecto

correcto

comportamiento

modelo

anhelo

de mis padres

y abuelos.

 

De joven adolescente

piel ardiente

deseo inclemente

nunca fui el semental

de mis propios sueños

sino el estudiante ideal

circunspecto

aplicado y ejemplo

que soñaron en mi nombre

profesores

y maestros.

 

Hasta quel legué a una fase

meridiana de mi vida

donde ya no fue imperante

importante

rendirle a nadie pleitesía

y fui por fin

el gerente general de mi propia vida

y grité cabrones !

y grité mierda !

fui tanto radical de derecha

como de izquierda

liberal y conservador

hice y deshice el amor

a mi antojo

hasta que tu

Princesa de mis sueños

asomaste a mis ojos ...

 

Entonces una vez más

dejé de ser yo

para transformarme

en lo que tu

anhelabas

buscabas

moldeabas

con la propia arcilla

de tus propios sueños

fui lo que quisiste

igual que antes

alguien siempre quiso

pero la transmutación

no te satisfizo

y hoy vago

errante por las azoteas

refugiado en la oscuridad

en la noche azalea

buscando

que nadie me vea

buscando a aquel que fui

antes de ti

 

 

 

 

Otros Posts

La controversia sin fin … quien inventó el teléfono?

a

Y la controversia va más allá del hecho que separadamente, dos inventores hayan presentado independientemente en las oficinas de patentes de los USA, el mismo invento (el teléfono) a la misma hora con distintos husos horarios, abarca toda la rumorología (para que vean que no solo en El Salvador somos adictos al chambre) que acarrea el suceso.

La pelea del Quique y la Mabel

aae37523a50e475f7ac716cd16f7e839

—Ella dijo que me fuera a la mierda; por eso fue – replicó Quique.
—Eso es mentira, porque yo no le dije eso, porque soy una niña, no un
varón. – dijo como siempre muy firme Mabel.

Leyes de Murphy, aplicadas a nuestra “Honorable” Asamblea

polvo de diputado

Ley fundamental de Murphy

Todo lo que puede salir mal, saldrá rejodidamente peor.

© Daniel Rucks 2017