logo

 

 

  

Es exactamente lo que un hombre como yo

no necesita

la negación de mis afirmaciones

el “nunca jamás” de las condiciones

de mi madre:

.. que no fume

.. que no insulte

.. que te quiera hijo, que te quiera …

ninguna cumple madre

mucho menos la tercera …

 

Parece un ángel

pero no califica como tal

demasiado desordenada

irreverente

caliente ..

Tiene rostro de Santa

pero es Mefistófeles en persona

hecha mujer

y demasiado mujer.

 

Ella es multicolor

y yo soy una gama de grises

tiene un tren de vida

y agenda social

que no soporto

no comparto

ni resisto

Me pide que la acompañe a tal lugar

y me deja plantado para irse

con sus amigas y amigos …

en el silencio de un lugar ruidoso

siempre termino solo conmigo.

 

Pero te ciega

te tapa los ojos con la mano

y terminás prefiriendo la oscuridad

de sus escasas cercanías

a la luz

de sus ausencias.

 

Es bella y mala como Lilith

la hija de Satanás

y como tal se comporta

y como tal te trata ..

No somos nada

porque nada une nuestras diferencias

porque nada tan diferente

puede convertirse

en una unidad.

 

Pero se me ocurre

que cuando el infierno quema

cuando el olor a azufre satura

bajo tormentas de miedo

empapada

llena de lluvia

toca mi puerta …

y con el pelo chorreando noche

y gotas de diluvio tropical

me pregunta tímidamente:

“Me puedo quedar ?”

y se queda …

 

Entonces nuestros ejes encajan

de manera perfecta

precisa

exacta

como nada más en nuestras vidas

logramos que algo coincida

Ella saca lo mejor de mí entre sábanas

Yo logro que ella estalle y suspira …

Y duerme

hecha un estropajo

a mi lado

hecha un nudo …

entonces es el ángel que Satanás fue

tierna y suave

ajena

pero inmensamente mía.

 

Sé que va a marcharse

que esta vez tampoco se va a quedar

es cuestión de siglos

cuestión de horas

y con ella se lleva

los escombros de mi ser

 

hermosamente cruel …

perversamente encantadora

 

 

Otros Posts

Te nombro Madre, y hablo

madreTe nombro Madre y hablo de amor, pero te nombro Madre Salvadoreña y hablo de innumerables formas de amar, que van más allá del amor infinito de una madre a sus hijos.

Ana y las oscuranas

acsd

La oscuridad no le preocupa. Le preocupa la luz. La oscuridad es solamente ausencia de luz. Pero la ausencia sí le preocupa. La preocupación no. Le es indiferente. Sin embargo, la indiferencia, a Ana le preocupa muchísimo.

Qué bueno es ver a un árbitro vestido de negro !

equipacion-de-arbitro

Qué bueno es ver a un árbitro vestido de negro !

Qué lindo es ver, apreciar, admirar a una mujer con busto natural …

© Daniel Rucks 2017