logo

but-1-day-she-leave-me-indore-india1152 12926637352-tpfil02aw-1318

Sé que dices “oro” y te refieres a la 1ª persona del presente indicativo singular de orar, o sea que vas a orar por mí, por mi salvación …pero mi salvación a mí me importa cuatro cuernos, me doy por perdido …

Leer más...

3d-man-looking-spyglass-19574691

Hace tiempo mujer, que te miro a través de mi catalejo de desfantasías...

Leer más...

Capturavcdeeeeeeeee

Dime que sí puedo

Que seré feliz

Leer más...

PSEB 1El Papa Francisco nos pegó un jalón de orejas … “tratemos de vivir una Navidad menos mundana”.

Leer más...

Sad-Man-e1372124763836

Existe un lugar donde existo

morada donde no moro

habitación que no habito

donde no soy

donde no vivo

lugar en el que

a fuerza de convocar la corriente

de la memoria

naufrago en el río del olvido.

 

Leer más...

YTT

Si no me hubiera reventado la cabeza contra aquella puerta de vidrio, 17 puntadas, una cicatriz que medio me tapo con el pelo, tal vez nunca hubiera aprendido a caminar viendo para adelante.

Leer más...

notevayas

No te puedes ir aun, aun no me has hecho el amor por tercera vez, aun no me besas la boca a lo loco y casi nunca es la boca sabes, es el alma, es la mejilla, es la mirada, es decirte mi nombre y que me digas el tuyo cuando estas adentro de mi.

Leer más...

Otros Posts

Democracia, maltrecha y sin embargo tan necesaria

Democracia

Si de sincerarnos se trata, eso de mirarnos en el espejo crítico de cada día, debemos admitir que vivimos en la actualidad una crisis de la democracia representativa, no solo en El Salvador sino en  todo el mundo.

Esto no es una cadena

spam

Este mail que usted acaba de recibir no es una cadena. Por lo tanto, se lo aconsejo, destrúyalo sin reenviarlo.

Quédate. (Gentil Colaboración de Karla para este blog)

notevayas

No te puedes ir aun, aun no me has hecho el amor por tercera vez, aun no me besas la boca a lo loco y casi nunca es la boca sabes, es el alma, es la mejilla, es la mirada, es decirte mi nombre y que me digas el tuyo cuando estas adentro de mi.

© Daniel Rucks 2017