logo

Captura99999999

Mis hijos, de vacaciones y dedicados al ocio, con sobredosis de TV (Grande Cerati !), al llegar a casa, tarde en la noche y agotado, me reciben con la pregunta …

-          Papá que está pasando en El Salvador ?

Uno cree que al salir de la oficina, ya terminó de lidiar, con planillas, expedientes y pagos pendientes, y cuestiones complejas ..pero mis hijos, aun pequeños, me esperan con esa pregunta …

No se les puede explicar objetivamente de una tregua entre Gobierno y pandillas el período anterior, menos aún de que ningún Poder Ejecutivo electo democrática e instaurado constitucionalmente debe jamás hacer negociaciones con fuerzas clandestinas beligerantes …menos aún de cadáveres de motoristas e hijos pequeños como ellos llorándolos, así que busco la tangente, para no mentir … pero suavizarlo …

-          Quieren que les cuente una de miedo ? – les pregunto.

-          A mí no me gustan las de miedo - me dice la más pequeña, mientras los mayores me miran con acuciosidad.

Captura89898

“ Resulta que en la Comarca del Antiguo Valle de la Bermuda, dos bandos en guerra, firmaron la paz, y todos fueron felices y celebraron – por separado- la paz. El único detalle que nadie reparó es que la Paz no surge espontáneamente por decreto, hay que construirla ….

Y los bandos, ambos, no entregaron todas las armas que tenían que entregar, y algunas se enterraron, otras se vendieron a los malos que eran los que llevaban droga a la Comarca, a su vez, en medio de las celebraciones de Paz, se les olvidó que muchos niños ahora crecían sin padre o sin madre, o con la carencia de ambos ...

... hijos de la guerra o de la ruta de escape a USA, que se fueron … y no volvieron

Y su hogar fue la propia calle, donde habían otros jóvenes como ellos, pobres de la más abyecta pobreza, sobreviviendo a penas y con pena … entonces empezaron a robar, y se empezaron a llamar “Mao Mao”, “Salvatruchos locos” …

De los Estados Unidos empezaron a mandar de regreso, a otros jóvenes que habían tenido contacto con pandillas allá, y les hablaron y enseñaron a sobrevivir en dos facciones … la guerra empezaba otra vez.

Los malos, los que traían drogas a la Comarca, vieron que era buen negocio que estos jóvenes las distribuyeran internamente y los jóvenes encontraron en su pandilla una forma de lucro …eso sí, había que dividirse las zonas de venta, así, delimitando territorios, empezaron a matarse entre ellos.

Homicidios violencia

 

Entonces en base a negociar con los malos, estos jóvenes también se volvieron malos por las drogas, y la violencia creció … y ahora, ellos tienen el control de muchas zonas de la Comarca.

Estos “nuevos malos” son los que mantienen aterrorizada a la Comarca, desde hace dos días … la Comarca es nuestro El Salvador ….y el Valle de La Bermuda, el primer asentamiento de San Salvador”

-          Ay papá, y ahí termina ? Eso no da miedo – me dice la más pequeña- no tiene monstruos, ni zombies … ni fantasmas …

“Hija mía – le digo mientras le tomo la perilla dulcemente – está lleno de monstruos, los más terribles … los más sangrientos …

… zombies ? Son los consumidores de esas drogas, muertos en vida, espectros sin alma, que vagan por las calles …

… fantasmas ? El más implacable y grande de todos los fantasmas …

… se llama Miedo.”

Otros Posts

Y si el Juicio Final fuera en El Salvador ?

apocalipsis fin del mundo 2012

Y llegó el día de los días, sí señor, creíamos que no iba a pasar nunca, pero llegamos al fin del mundo y el juicio final tiene lugar en nuestro país..

Vacío interno (Colaboración Carlos Barrera)

morgue 20151002175619240663

 

Llegó al instituto de medicina legal de la ciudad, era el nuevo que habían contratado para realizar las autopsias a todos los cadáveres que ingresaban a la morgue, vestía su uniforme: camisa, pantalón y gorra celeste, tenía también unos zapatos de tela del mismo color, estaba entusiasmado por ser el nuevo y realizar las autopsias.

Salvadoreños haciendo “tour” por el exterior. (La vuelta)

5sombra avion 426x320

La tía que ya compró zapatos nuevos en París, me da el pasaporte al llegar al aeropuerto de Orly, y se mete al bar a clavarse una de Saint Denis esta vez …

© Daniel Rucks 2017