logo

02020202

Se necesitan donantes.

Un llamado a su solidaridad: se necesita un abogado, juez o un fiscal, uno, al menos uno, uno solo - que no sea político por piedad - con huevos de cualquier grupo o factor, eso sí, que sean positivos, cualquier donación hacerla al tribunal competente.

Los salvadoreños necesitamos recuperar la esperanza y que alguien del aparato de justicia, o algún caudillo no político, demuestre el coraje necesario para actuar rápidamente en los casos de corrupción más graves y descarados de la última década y media, los asesinatos más viles en 15 años de historia nuestra, 15 años de extorsiones y robos totalmente permitidos por los últimos gobiernos, que han dejado ser a la delincuencia y se han llenado las alforjas con las ganancias, mientras agasajan a los hechores con “putifiestas”. Y ojo …con el agravante de que hoy sabemos que las “transas” vinieron de ambos partidos políticos … abolir los institutos políticos sería un excelente primer paso.

El Salvador gangs

La historia que estudiarán nuestros nietos

La historia la construyen los pueblos y no los individuos. La gente con su voto, con su protesta en la calle, con su militancia partidaria o ciudadana. Pero también hay ciertos momentos en donde esas multitudes necesitan un liderazgo moral. Alguien que se ponga al frente con su ejemplo ético. Alguien que no acarree robos descarados del pasado ni planee cometerlos en el futuro, ni transas ni componendas ni muertos en la espalda … (más difícil que hacer silbar a un cuche).

Un hombre (o mujer) con la valentía suficiente como para superar el miedo que ha envuelto a los tribunales salvadoreños. Una persona que dignifique su profesión. La ley que infringen los que gobiernan, que se haga cumplir!

España sol fiesta comida SPANISH 3

Nada de Comisiones de Seguridad de ochenta miembros, redactando 125 puntos que no son nada más que letra muerta, nada más que las responsabilidades que el Gobierno tiene por ley …tal comisión no sirve para más nada que justificar que el Gobierno “interactúa con todos los sectores de la sociedad” y para convocarlos de emergencia cada tarde que se cometen más de 20 homicidios en nuestro país.

Alguien que resuelva arriesgarse entero por establecer la verdad, la justicia y la condena correspondiente a los que le roban millones y millones a los más pobres y los depositan en cuentas suizas, spas o construyen casas en el volcán.

Por ahora no hay nadie desde la justicia, que ordene los allanamientos urgentes para que se puedan secuestrar las armas, laboratorio de “transas”, computadoras de troles, hackers y las pruebas correspondientes a cada robo y extorsión, que sabemos que están ahí, pero nadie se atreve a salir a buscar, mucho menos a denunciar … eso sí, a la hora de difamar, difamamos todos.

Dicen los policías más veteranos que mientras pasan las horas, la verdad se aleja.

justicia civil p

Yo sé que en la justicia hay pánico. Que los funcionarios judiciales temen perder su trabajo, e inclusive su vida. Nos pasa a todos. Pero algunos deben sobreponerse a esos miedos y defender su dignidad como personas y como hombres de leyes. Hay muchas preguntas para hacer. Muchos papeles por revisar.

Y además, que el árbol de la farándula superficial no nos tape el bosque. No hay que dejarse engañar por los fuegos artificiales de las flatulencias de Shakira, Cristiano Ronaldo, Nayib ni Juanes, y si le ganamos o perdemos con Honduras, eso es cortina de humo insípida y como insípida estupidez la consumimos, dejando de lado lo más importante.

Como ciudadanos, debemos exigir que la justicia investigue a fondo a los políticos, ex funcionarios y empresarios más poderosos de El Salvador concatenados en negocios con el Gobierno, para que demuestren como hicieron fortuna.

Como ciudadanos, debemos exigir que si nuestro Presidente habla de régimen de excepción, tenga una mínima idea de lo que está hablando, que estudie, conozca, no balbucee incoherencias o se pelee con periodistas mujeres (como hacía siempre el ”valiente” Berrinchicio I).

Antonio Di Pietro Siena 2010

El ejemplo “Mani pulite (Manos limpias)” Italia 1992. Un antecedente

Necesitamos aunque sea un juez, un fiscal con las gónadas bien puestas. El premio va a ser inmenso. Podrá mirar a los ojos a sus hijos y a sus nietos y tendrá el reconocimiento eterno de la sociedad como pasó en Italia con el fiscal Antonio Di Pietro quien encabezó el operativo “Mani Pulite”. En aquella ocasión se desbarató una red mafiosa de corrupción entre los funcionarios políticos y empresarios que robaban fortunas inmensas, botando el Gobierno de Bettino Craxi.

Bettino Craxi

 

También se conoció como la “tangentópoli” ya que “tangente” es la forma de llamar a la “mordida” o a los sobornos en italiano. Necesitamos gente de la justicia que demuestre que está dispuesta a pelear por una sociedad de manos limpias y uñas cortas.

Que se yo .. por citar a los famosos periodistas Carl Bernstein y Bob Woodward, que desbarataron la segunda Presidencia de Richard Nixon con el “Watergate” de 1970.

01010101

Hace falta un Estado transparente, una justicia independiente, medios punitivos y llenos de valor que controlen y actúen como contrapoder. Igual que en el comienzo de la Patria, el pueblo quiere saber de qué se trata. Necesita ver para creer.

Y a El Salvador compatriotas, o lo sacamos del hoyo entre todos, o nos hundimos con él.

Otros Posts

Adolescencia entre chicles y acné … (Parte 1)

670px Make Your Own Acne Treatment Step 13

Mi adolescencia fue una larga historia de remedios contra el acné. Pero de la misma forma que si ensayé casi todas las fórmulas para que no me salieran barros, puedo asegurar que intenté absolutamente todo para que apareciera la barba. Acudimos hasta la fórmula del desesperado: ceniza con abono de gallina.

Si Jesús volviera a casa…

Si Jesús volviera a casa, su casa, su tierra natal, el día de hoy,  descubriría que su origen judío, torna compleja su posición.

Los seres humanos somos objetos de tamaño variable

tumblr o1zrm9eb3T1qkbpm3o1 1280Si el que nace para pito, nunca llega a trompeta y no pasa del corredor, el que nace para maceta

© Daniel Rucks 2017