logo

Claro, a estas alturas nos resulta medio incomprensible llegar a entender, cual fue la trascendencia de este concierto del 15 al 17 y añadido madrugada y mañana del 18 agosto de 1969 …

nos resulta difícil porque si encendemos el radio donde están sonando canciones tan profundas como …”el lengüetazo, a las mujeres les gusta …” el hecho de que un concierto planeado para 60 mil personas terminara con la asistencia de 500 mil bajo la lluvia, el sol, en medio del lodo … con canciones que pregonaban “ las cosas están llegando a un momento en el que ya ni siquiera podemos llorar …” no nos cuadra demasiado.

En la granja de Bethel, condado de Sullivan en el estado de Nueva York, se llevó a cabo el internacional e históricamente conocido Festival de Woodstock. Ya han pasado 45 años. A 18 dólares los tres días originales de paz, amor y rock and roll.

Hubo hasta muertos: uno fue atropellado por un tractor mientras dormía drogado; a otro le estalló el apéndice; no faltaron los fallecidos por sobredosis, varios (entre ellos músicos) sufrieron choques eléctricos. Fue un descontrol total, y eso abonó a la leyenda.

Fue una de las piedras angulares del movimiento hippie y la oposición a la guerra de Vietnam, en las consignas pacifistas y el culto a la psicodelia, que por lo menos medio millón de veces vimos en el documental que se convirtió en la película célebre que vimos fanáticamente en aquellas funciones del Cine Vieytez domingos 1 00 pm.

With a little help from my friends

El festival fue abierto por el guitarrista folk Richie Havens, con serios problemas,  porque después de tres horas sobre el escenario ya no sabía qué tocar, las otras bandas no llegaban por el intenso tráfico.

Siguieron Sweetwater, Bert Sommer, Tim Hardin, Ravi Shankar (que apenas tocó tres canciones bajo una lluvia torrencial), Melanie Safka, Arlo Guthrie y la entonces embarazadísima Joan Baez  (siete meses de embarazo), con su canción al sindicalista “Joe Hill” para el cierre del primer día.  

 Country Joe McDonald, John Sebastian, la Keef Hartley Band, Santana (de lo mejor del festival), Incredible String Band, la Canned Heat, Mountain, Grateful Dead (su set debió ser cortado por una sobrecarga eléctrica que casi mata a uno de sus músicos), Credence Clearwater Revival, Janis Joplin, Sly and the Family Stone (que se robaron el show con “I want to take you higher”, más las dos largas intervenciones de The Who y de Jefferson Airplane, marcaron el programa del segundo día.

El tercer día, tuvo la presentación de Joe Cocker, que culminó con la originalísima versión de "Una pequeña ayuda de mis amigos" de los Beatles y fue seguida por otra tormenta que suspendió el evento por varias horas.

Country Joe and the Fish, Ten Years After, The Band, Johnny Winter, Blood, Sweat and Tears, Crosby, Still, Nash and Young, Paul Butterfield Blues Band y Sha-Na-Na, clausuraron la tercera jornada …

Todos creyeron que ahí terminaba, porque ese era el programa original …se empezaron a ir.

Pero en la madrugada y amanecer del 18, cuando casi todos los asistentes se habían retirado y los ayudantes limpiaban el terreno, apareció un último intérprete: Jimi Hendrix con su "Gypsy Sun and Rainbows".

Un final genial …

Los que no invitaron, no fueron o no quisieron ir …

  • The Beatles (Nixon no quería que John Lennon entrara a USA).
  • Bob Dylan (vivía a pocas millas del lugar, no fue, estaba desencantado del movimiento hippie).
  • The Doors (no le dieron importancia al festival).
  • Jeff Beck Group (se disolvió unos días antes).
  • Rolling Stones (no fueron invitados).
  • Led Zeppelin (no quería ser una banda más en el cartel).
  • Jethro Tull (Ian Anderson no comulgaba mucho con los hippies).
  • The Byrds
  • Chicago
  • Tommy James and The Shondells (les salieron otros compromisos).

La mejor excusa ? La de Frank Zappa y sus Mothers of Invention, se limitó a decir: "Nos invitaron, pero allí había mucho lodo y por eso no fuimos".

Otros Posts

Tu nombre será Albert, y sobre esta Roca construiremos nuestro futbol

Porque somos, hemos sido y seguiremos siendo malinchistas desde el momento que Cristóbal Colón hincó rodilla en tierra americana y empezó a cambiar oro por espejitos, hasta el día de hoy que quienes nos cambian oro por plástico, son las grandes transnacionales financieras mundiales, todas con sus filiales en El Salvador, a menos cabo de los dos últimos bancos (aun salvadoreños) que respiran en medio de esa vorágine.

Discurso de un escolar al país

“Que lo que conseguimos juntos no nos falte, pero por Dios ..consigamos todo lo que nos hace falta !

Mirá que te estoy queriendo

Mirá que te estoy queriendo, mirá que te estoy amando, y justo, ahora me venís a hacer esto a mi … como pudiste, como se te ocurre ? De donde sale esta maldita tendencia a lastimar siempre a quien más queremos ?

© Daniel Rucks 2014