logo

 

Muchos marxistas, si lo hubieran conocido, o a menos leído (muchos en nuestro país se declaran marxistas sin haber leído “El Capital” nunca en su vida)  jamás se hubieran declarado marxistas.

Y unos cuantos reaccionarios, conservadores que lo consideran un tipo desalmado y come niños, si hubieran sabido que era un tipo realmente chévere con gran sentido del humor y gran contador de chistes, nunca se hubieran declarado contrarios a su ideología. 

 

El individuo y no la familia serán la base de la sociedad … 

No jodan, revolucionarios del mundo, pocos tan buenos esposos y padres como Carlos Marx encontrarán en la historia, se casó con su primera y única novia Jenny de Westfalia, una señorita muy bien, de buena clase … ojo, tampoco Carlitos era un proletario, nació en Trier, Alemania, en un hogar muy burgués y era amante de la buena mesa, los buenos vinos, y jamás durmió en camas duras, colchones blandos tenían sus padres Henrich y Henriette Marx.

“Proletarios del mundo .. uníos ¿?” Únanse ustedes, los Marx eran cualquier cosa menos proletarios.

“La religión es el opio de los pueblos ¿?” Marx descendía de rabinos, fue criado en la fe judía y de adolescente fue bautizado luterano en una Iglesia jesuita (cristiana).

 

Y entonces, en qué quedamos ?

Lo que sucede es que “El Capital” es una de las obras más citadas de la historia, pero la menos leída, aun entre los mismos comunistas. “El manifiesto del Partido Comunista” como es más chiquito y casi una separata , me parece que la leyeron un poco más.

Cierto que en sus épocas de periodista, filósofo y perseguido, pasó alguna penuria económica, pero los Westfalia (familia de su mujer) y su amigo y luego socio de pluma Federico Engels, siempre lo auxilió con los dineros necesarios.

Cierto que dos de sus hijos (Jenny Eveline y Guy) murieron en la infancia – los escritores “socialistoides” gustan decir que por la pobreza y falta de dinero para alimentos – pero a decir verdad, en los inviernos europeos del siglo XIX, que de siete hijos fallecieran dos, estaba dentro del promedio de mortandad infantil de los tiempos.

Luego, heredó una fortuna de su madre y su abuelo el rabino, y jamás le faltaron centavos en su vida.

 

Carlitos Marx, el “rompecorazones” ¿?

Marx era cualquier cosa, menos apuesto, en la Universidad lo calificaron como “lo más feo sobre lo que ha brillado la luz del sol”, aun así, no era que se pasara las 24 horas del día creando y planeando revoluciones, para nada… pasaba 24 horas al día, seduciendo a la mujer del prójimo.

Aunque amaba a su esposa Jenny, mantenía un romance paralelo con su prima Nannette, para probar que entre ”primos y parientes …” y además una relación secreta con Helen Demuth, la niñera de sus hijos toda su vida, relación que dejó de ser secreta, cuando Helen quedó embarazada.

Una vez más, acudió en su ayuda Federico Engels, su amigo, haciendo creer a los demás que el hijo era suyo … actitud bastante burguesa para dos revolucionarios … no?

Karl el bromista

Además de meterse en temas dialécticos, que él mismo no hallaba después como salirse de los mismos (mucho menos los llamados “marxistas”) , Marx era fanático del humor y la burla chocarrera, escribiría acerca de temas como “las ventosidades y extraños ruidos estomacales de la emperatriz Eugenia de Francia” hasta escritos de ataque como “El Sr. Guizot trata de traidor al Sr. Thiers, y el Sr. Thiers trata de traidor al Sr. Guizot, desafortunadamente … ambos tienen razón”

Grande Carlitos ….

Otros Posts

La cornamenta del cornudo que cornea

12199681 paroháč man 

-          Te lo digo así de claro Armando, porque sos mi amigo, pero la duda me devora por dentro, podría jurar que Adelina me es infiel !

-          Adelina? Tu esposa? Pero como se te ocurre? Si Adelina es una santa! – no se si mi amigo del alma, de infancia, Joaquín, habrá notado que me ponía levemente colorado.

El Tepe ese …

eeuuResulta que después de que los franceses abandonaron la construcción del Canal de Panamá, espantados por los mosquitos, la lluvia, la malaria y el pantano, los USA en 1901, toman la construcción …

Cierro mis ojos para sentirte (Colaboración de Lluvia)

9e2ac20863f3b027713d3fbf8dbd437e

No necesito recorrer largas distancias

nadar contra corrientes espantosas,

© Daniel Rucks 2018