logo

1643265fY a veces apareces en el sueño incierto

como fantasía perdida en las caricias

atrapadas en las manecillas del reloj

de nuestro tiempo, que perdió en su 

paso de horas y minutos,

la fuerza de una entrega

y ahí vamos  ahogando 

ansias, deseos y esperas.

que se resumieron en un mar de nada

donde nada es tan real como 

aquellos besos matutinos, escondidos

que nos provocaron darnos un poco más,

a veces solo a veces , así te deseo,

a veces de forma imprudente aparece

una señal lejana

que aparenta ser un reflejo que aun

en medio de los desencuentros

donde la vida nos llevó,

algo de mi alcanzas a sentir, 

en el silencio, en la soledad en el vacío

donde tal vez evitas llegar, así como yo

como algo de ti yo aprendí a extrañar

 

 

A veces, solo a veces sucede

que tus deseos y mis deseos 

no logran ponerse de acuerdo 

para en medio de la madrugada

poderte decir, aun en contra del presente

sigues siendo mi deseo pendiente.

Otros Posts

Guanakentry: Reino Unido se convierte en departamento de El Salvador !

Capturakjhkjhkjhkh68976876En un principio, el concepto tomó su tiempo en calar en los ánimos británicos, más cuando los primeros discursos de convencimiento estuvieron a cargo del Presidente del diminuto país a quien a duras penas se le entendía en español, imposible en inglés …

Preguntándole a Papá (Gentil colaboración de Carlos Barrera para este Blog).

fatherandson

El padre estaba sentado leyendo el periódico matutino, oyó que el microbús escolar dejaba a su hijo en la puerta de la casa, se levantó a recibirlo y los dos se saludaron, tenía un hijo preadolescente entre los 12 y 13 años de edad, es su orgullo, como padre se sentía realizado por tenerlo, el hijo se fue a cambiar de ropa, se puso una más cómoda, bajo a la sala donde estaba el padre y le dijo:

Y Profe …como anda esa salud ?

medical-patients-collection-2-001Digo .. y disculpe la confianza, se lo pregunto a usted a nivel de cherada, como amigo .. que no lo somos vaya, pero ya he escrito más de una vez en este blog, que se le respeta …

© Daniel Rucks 2017