logo
    1. Banner and flags silhouette

  1. Caballeros y Caballeras:

    Para no entrar en esos términos de conflicto y equidad de géneros, comenzamos de esta manera nuestra proclamación de emancipación del yugo femenino… bajo el concepto de reacción ante varios y consecuentes atropellos:

     

    Considerando los mismos, sometemos a su evaluación:

    1. * Los partidos de futbol no duran 90 minutos ! Duran media hora de previa,  45 minutos el primer tiempo, 15 el entretiempo, 45 el segundo tiempo, más tiempos de reposición de descuentos que dé el árbitro, más 30 minutos finales de entrevistas y tabla de posiciones …. Así que nada de “José Eustaquio préstame el control para ver un poquito la telenovela en lo que están en el descanso!”. El fútbol es parte vital de nuestro torrente sanguíneo y si nuestras esposas no nos dan permiso de ir al estadio es lógico que lo veamos completo en TV!

     

    1. * Nuestro salario es nuestro, ganado con el sudor y tesón de cada día arduo de trabajo, así que basta de estar montando guardia los días de pagos a la salida de la oficina como si fueran ex guardias nacionales y recibirnos con esa escueta frase: “Endosame el cheque y damelo!” despojándonos de nuestras ganancias sin siquiera un beso de despedida.
    2. protest

 

  1.  

    1. * No nos interesa conocer al hijo recién nacido de tu gran amiguis Eduviges, para que meternos a la enorme trabazón para llegar al Hospital, ver al niño por la ventana de la Nursería, sin saber cuál de todos esos es? … si a esa edad todos son tan parecidos ! A lo sumo cuando el niño cumpla 18 años, nos sentiremos complacidos de llevarlo a conocer a la Nobleza taciturna y clandestina de los lugares prohibidos … o sea la Princesa de la Noche, la Reina de las Caricias Tailandesas y similares …

     

    1. * El perro duerme en la cochera y no en la cama matrimonial, es una falta de respeto llegar de trabajar, cansados, ducharnos, empijamarnos y encontrar que nuestras esposas y el chucho ya se quedaron con toda el área superficial de la cama, mandándolo a uno a dormir al planchadero!
    1. * Mi nombre es José Eustaquio, entiéndase bien … José Eustaquio, nada de Puchi, Gordis, Mickey, Ñuñi o esos diminutivos perniciosos que ejercen tremendas lesiones a nuestra masculinidad, más aun cuando son pronunciados frente a aquellas amiguitas lengua largas, que después van con el cuento a mansalva …

     

    1. * Exijimos la realización de jornadas esplendorosas de reproducción nacional, de “canchis canchis”,”chaca chaca” y “cuchi cuchi”, si bien no los siete días de la semana, si por lo menos seis! Y esta ley tiene efecto no negociable … si nuestras cónygues no están dispuestas … ahí veremos cómo nos arreglamos.
    2. open arms
    1. * Si somos los hombres quienes morimos en las guerras, en los accidentes de construcción, en accidentes de minería … porque debemos arriesgar nuestras vidas procediendo a las reparaciones de toda las cosas de la casa? Que es eso de “José Eustaquio subí al techo a cambiar esas láminas … “ “Mete a la cisterna para vaciarla”, “arreglame esta conexión eléctrica” … que creen que somos? Maridillos de Indias?

     

    1. * En la cuestión de golpes, debemos ser certeros y radicales, ya no nos peguen! Queda feo y duele! En todo caso, si somos cachados en algún desliz, o alguna salidita con los amigotes que se tarde más de lo normal … pueden aplicarnos algún leve golpecito …pero jamás en la cara, porque se nota! Y quedamos en evidencia ante los amigos y el resto de la humanidad!

    Exijimos la inmediata implementación de estas medidas … si no …

    … el próximo año regresamos con nuevas y más duras peticiones!

Otros Posts

Yo, el peor de todos

IMG 3680Siete minutos, dos horas y mil días

de simplemente no verte ...

Ni con la Guardia me hacés ir al mall !

89098

-          Que te quede bien claro Raquel ! Ni que me traigas un camión lleno de Guardias a la puerta, me amarren, me cachimbeen, y me lleven a las patadas al Centro Comercial no me hacés entrar al Mall !

La miopía de Gutiérrez

En la sala de espera del oculista, Gutiérrez comenzaba a desesperarse, era natural en él, el mundo le parecía cada vez más inverosímil y menos tolerable, desde que le habían detectado esa terrible miopía que le socavaba todo contacto con el mundo exterior.

 

© Daniel Rucks 2017