logo

151106121930 preguntas 624x351 thinkstock nocredit

He preguntado, interrogado, pediatras, neonatólogos, docentes, pedagogos, como logran nuestros hijos, encontrar el momento oportuno de irnos a dormir (ya cansado después de horas de trabajo) para hacer la pregunta más difícil del día …

 

- Papá, ¿me compras un "Teletubie"?

 - No existen los "Teletubies". – respondo a medio bostezo

- Como no Papá, yo los he visto en la tele.

- La televisión miente – ya con el último estertor del último bostezo.

Telebubbies

Mala idea, contrariarlos a esa hora solo despierta su afán inquisitivo, porque ahí empiezan con su táctica:

- Papá, Papá, ¿por qué el mar es azul?

- Pues hijo, el mar es azul porque se refleja el cielo.

- Ah... Y Papá, Papá por qué el cielo es azul?

- Pues mira hijo, el cielo es azul porque... porque...son cosas de la estratosfera.

- Papá, Papá, ¿qué es la estratosfera?

- Pues hijo, qué es la... o sea, me estás preguntando que qué es la estratosfera? ¡Yo no sé … ehhhh … no te lo enseñaron en en el colegio? Vaya mejor arreglemos las cosas en paz, déjame ir a dormir, tené veinte dólares y comprate mañana ese bendito "teletubie"

Pues así es como lo consiguen todo: preguntando.

por que la etapa de las preguntas sin fin

Estoy pasando unos días en casa de mi hermana, y mi sobrino me tiene alucinado. Ustedes se han fijado que los niños, por lo general, hacen preguntas mucho más inteligentes que los mayores? Cuando les recoges del colegio uno les pregunta:

-          Te comiste el sandwich? Jugaste hoy con plastilina?"

Ellos, desde el fondo de los ojos de su tierna infancia, parecen decir “por Dios, que bestia es este señor y encima es pariente mío!”  Y te contraatacan con sus preguntas:

 "¿Por qué el mar no se sale? ¿Los pájaros que hay en El Salvador son de nacionalidad Salvadoreña? ¿En el cielo hay “Dólar City”?"

Y es que... Es que los niños todavía no han aprendido a tener prejuicios, preguntan las cosas y no les da vergüenza. Yo he descubierto que hay tres lugares donde un niño se pone especialmente preguntón. El primero es la cama. Claro cuando tú los vas a acostar, como él no se puede dormir, te acribilla a preguntas:

- Papá, ¿los conejos se lavan los dientes?

- Sí, sí, hijo … a dormir … hasta mañana.- responde uno.

- Papá, por donde mean los peces?

- Por un agujerito, a dormir, a dormir.

- Papi, y los animales por qué no usan anteojos?

- Porque eh... duermen mucho y no tienen la vista cansada, eh? Duerme, duérmete.

151106123508 mente 624x351 thinkstock nocredit

Ah! Su segundo lugar favorito para hacer preguntas es el carro. El otro día íbamos con mis hijos rumbo al colegio a buena madrugada, y de repente sueltan la metralla:

- Papá, ¿por qué no tienes pelo en la cabeza?

- Hijo, hagamos silencio y mira las nubes, eh? Si tengo pelo.

- No tienes, en esta parte no tienes, no tienes, se te ve la pelona!

Y el tercer sitio donde los niños se ponen filosóficos es el baño. Es sentarse en el inodoro, y empezar a surgirle dudas trascendentales:

- Papá, ¿de qué color es la piel de Dios?

- Bueno... eh... Dios no tiene piel cariño, Dios es etéreo.

- Ah "etéreo" como el reproductor de DVDs.

Aunque lo malo, no es cuando no sabes qué contestarles. Lo malo es cuando te pone en un compromiso, la realidad es que todo niño lleva dentro un periodista nato. Un niño necesita información: la infancia es una etapa angustiosa, llena de dudas.

corderito1

 

Mis chiquitos le preguntan a su madre :

-          Mamá, de dónde salen las chuletas?

Y ella responde: "De los corderitos cariño, los corderitos como los del póster sobre tu cama"

-          Naaaaaaa! – y arrancaron con un llanto perpetuo y un enorme berrinche... de más está decir que hasta hoy, no han vuelto a probar una chuleta.

 

Pero aún hay una pregunta más angustiosa para un niño: "Papá, quién puede más Superman o Hulk ?" Y sobre todo: "Papá, ¿quién puede más Tú o Hulk?"

El niño tiene tantas dudas, que incluso hay veces que pregunta las cosas cuando ya las ha hecho:

-          Mamá, ¿a qué no pasa nada si tiro los macarrones por la ventana?, no pasa nada.

-          Verdad qué no pasa nada si los anteojos de Papá se rompen?, no pasa nada.

-          Vegdad que no pasa nada si me medo un “fgrijol en la nagriz y me lo embujo pada dentgro? no pasa nada, no pasa nada"

Y otra noche de emergencia en el hospital ….

89098

Luego, hay unas preguntas para las que los mayores (los padres), se creen que están muy preparados: Las de sexo.

Vamos a la librería, compramos un libro tipo "La aventura de nacer", donde salen dibujitos del espermatozoide, el óvulo. Un primer plano del bebé en el vientre... Todo muy bien explicado. Y claro, el niño termina de leer el libro y te pregunta:

-          Papá, pero qué es una masturbación? ¿Tú has practicado eso que aquí explican que se llama masturbación?

Ah! Y cuidado, que  ninguna de las respuestas que demos a las preguntas de los niños … guarda necesariamente secreto estricto de confidencialidad.

 

 

Otros Posts

Todos los goles que nunca fueron …

Todas las palabras que nunca dijimos … 

Todos los “te quiero” que no nos animamos a pronunciar …  

Todos los grandes proyectos que nunca iniciamos

Las chicas buenas van al cielo, las malas van donde les da la gana

Yo soy un amante de la femineidad, o sea, de todos aquellos rasgos, gestos, voces, actitudes, que hacen de la mujer, mujer…. Esos rasgos están presentes en todas las mujeres, desde la más bella hasta la menos agraciada, y me encanta…como hombre me encanta.

Lento como pedo de tartamudo …

cartoon character tutorials bshk 32

Así marcha el país, dejémonos de politiquerías y de sesgos ideológicos, todo va con una lentitud, pasmosa, y del pasmo al pánico hay más o menos dos centímetros cúbicos de materia gris.

© Daniel Rucks 2017