logo

falso guru

Del diario donde trabajo, tal vez porque saben cuánto detesto estas cosas del mundo esotérico y afines, me mandaron a cubrir las presentaciones del famoso Sensei Q – Lozano.

Tal vez conviene recordar que soy Horacio, y ya llevo dos cuentos de dar vueltas por este blog “Apuesto al apóstol” http://danielrucks.com/index.php/socio-politico-economico/63-apuesto-al-apostol y “Más perdido que una rata en un restaurante vegetariano” http://danielrucks.com/index.php/cuento-breve/135-mas-perdido-que-una-rata-en-un-restaurante-vegetariano en ambos posts me sumerjo en el universo esotérico, no por convicción, sino buscando los quereres de Paulina, que en realidad se llamaba Luisa, se convirtió en Shaila … y basta ! Ya no aguanté más … y di la empresa por perdida.

-          Todo es gratis, entrada, alojamiento en un hotel de playa 5 estrellas, dos días, investigás que pasa ahí … venís de regreso … - me dijo mi jefe editor.

Así me subí al bus que nos llevaba, lleno de gente pero cómodo, quise dormir, todos iban cantando “Sacaremos ese buey de la barranca” no entendí si era una canción de alabanza del Sensei Q-Lozano, o una de protesta … no dormí nada.

Al llegar ahí estaba el Sensei, sentado en una plataforma sobre un cojín, tenía una cara de farsante que no podía con ella …

“El universo se ha confabulado para que todos estemos reunidos en este lugar” – nos recibió.

-          Mierda, pensé yo – otro que se embolsa unas frases de Paulo Coelho y ya se cree un gurú …

-          Pasen a vuestras habitaciones, refrésquense, recuerden no pagan nada de entrada, los espero en el salón a las 2135 tiempo de UTU.

-          Discúlpeme –preguntó un colega, que habían varios – como nos enteramos cuál es el tiempo de UTU ?

-          El que está acostumbrado a viajar, sabe a qué horas debe partir cada día – le respondió …

brisa

Todos quedaron alelados, se ve que muchos no habían leído a Coelho a quien plagiaba …pero el más alelado era yo …de pie junto al sensei, muy delgada, con el pelo largo y suelto ahí estaba ella …. Paulina, que en realidad se llamaba Luisa, y se convirtió en Shaila … no puede ser, me dije …como siempre se mete en estos líos ? Me miró, me clavó la vista … pero de una manera que me estremeció

-          Mi asistente Laurentia, los llevará a sus habitaciones.

Y asi fue, me llevó de último, me miró a los ojos otra vez …

-          Laurentia ?

-          Es por la Vía Laurentina en Roma, la calle de los filósofos y escribas y se fue.

Todo preparado, había en cada habitación un hexaedro que convertía el tiempo de El Salvador en tiempo de UTU, tenía una hora, me bañé …en esos días me había vuelto fanático del Guanapolio en todas sus versiones, además estaba bloqueado Internet y cualquier medio, tipo retiro, lo peloteé un rato, dio la hora fui al salón …. lleno.

-          Este país está lleno de animales – gritó el Sensei !

No era un gran logro mental, cualquiera que maneja en nuestras calles se da cuenta de esa realidad.

-          Cada quien es un animal que lidera su manada y es líder, y el que lidera cosecha éxitos, dinero, fama, fortuna, admiración …

Después, lo de siempre y lo de todos, una Power Point llena de frases de Coelho, 5 horas …insoportable.

Nos despidió, nos citó para el día siguiente

SolLevante

-          Madrugaremos para ver el Levante, la salida del sol por el este, hablando de Levantes, hay muchas señoritas bellas en el grupo y caballeros apuestos, son compañeras para lograr sinergia, no objetos sexuales, pero para evitarlo, Laurentia cerrará todas las puertas con llave por fuera.

El Sensei muy inteligente no era, te podías salir por el balcón del hotel a la segunda planta y viceversa con un poquito de agilidad y muchas ganas, así pasó …toda la madrugada cambio de habitaciones …

Pero esa madrugada, pasó algo que cambió mi vida, no había salido de mi habitación, se abrió la puerta por fuera y entró Paulina, que en realidad se llamaba Luisa, se convirtió en Shaila y hoy era Laurentia … yo metido en el Guanapolio, la vi … y noté que algo iba a pasar, apagó las luces, sacó el Guanapolio de la cama, se quitó la túnica, me desnudó muy lentamente … pasó sus manos sobre mi cuerpo, luego sobre el suyo y ante mis ojos …se llenó de luz ! Se convirtió en luz, estaba muy delgada pero se hizo transparente, se volatilizó y volvió a su cuerpo

il 340x270 666449043 mvpu

-          Sos vos, sos el elegido para mi …acabo de tener un orgasmo cartesiano riquísimo …

-          Pero yo ni te he tocado …- protesté.

-          Pero lo vas a hacer ahora – me dijo firme.

Y aunque no lo crean, después de tantas vueltas, lo complicadas que son las mujeres, Paulina, que en realidad se llamaba Luisa, se convirtió en Shaila y hoy era Laurentia …se convirtió en la verdadera mujer de mi vida …

Se hizo un rollito pequeño, que se cobijó en mi cuerpo y nos dormimos …

 

 

 

(Continúa mañana)

Otros Posts

Pechuga y nalga

-Yo propongo, en nombre de todos los hombres del mundo,  a los cuales no represento pero me arrogo el derecho de hablar por los que callan … que nos sea permitida, sin el acoso ni la inquisición punitiva de nuestras novias y esposas, el derecho de mirar…

El Séptimo Mandamiento (Gentil Colaboración de Carlos Barrera)

Technologiablog prohibidorobar

El periodista se dirigió al oeste del país, haría un reportaje en un pueblo muy alejado de la capital, oyó que en ese pueblo nadie hurtaba o robaba algo, le pareció que era una buena historia y a la vez haría el reportaje, decidió desplazarse hacia allá para corroborar e investigar sobre ese hecho, recorrió en su auto varios kilómetros hacia el oeste, al cabo de 6 horas notó un letrero que anunciaba la llegada al pueblo, el letrero estaba en color verde las letras en color blanco justo debajo de éste otra inscripción que decía: “No Robarás”.

Augusto en Agosto

Augusto en Agosto (que todavía no se llamaba como tal sino Sextil, y de eso se trata esa historia), se regodeaba en su reclinatorio en el Palacio Palatino, refrescándose sus imperiales gónadas con hojas de palma que batían esclavos y esclavas númidas (por las dudas, nunca se supo bien para que lado pateaba el tal Octavio Augusto).

© Daniel Rucks 2017