logo

405f646a46848bf68d08c2a344aee1fd

Ven , en la noche más negra acompañada con el peor de los silencios

a invadir en medio de mi tristeza , con tu magia de hombre,

con tu fuerza que me empujo a vibrar de nuevo, 

a imponerme vivir , aunque fuese para después morir

de ausencia y de vacíos, de nostalgias y de abismos llenos de  confusiones, 

ven amor mío...despacio en la entrega

con marcados besos que se vean como  pasos en calma 

ven por favor algo así como despacio,

lento empieza a acariciar cada parte de mi piel que te reclama, 

ven despacio entra en las necesidades de mi piel, 

atrápame en el calor que enciendes dentro de mi

invade lento profundo y constante

pero ven sin prisas, despójame totalmente , sin medidas

sin misterios ni tropiezos, ven ahora en la entrega total

de esta noche ,a darme la vida que me robas con tu silencio

cuando te alejas de mí, 

ven despacio en la entrega esta donde nos atrape aún mas mucho mas  

esta pasión sin medida..

despacio la madrugada, quiero que llegue contigo,

donde guarden silencio todas las burlas de mi sueño,

donde tenga que matar  el sonido de las risas

que me condenan a una pasión solitaria...

cuando logren estremecerse al ver la dicha que reflejo 

en el cielo cada brillo de luna 

con tus caricias y tus besos, con tus manos volando sobre mi piel

con mi cuerpo rendido y desnudo ante ti, con tu hombría puesta en mi ser,

ven , tu despacio en la entrega a quedarte viviendo en mí, 

ven aquí a despojarme de esta piel que es tuya por placer

despacio en la entrega hazme ciega del dolor

para vivir más intenso este sentimiento .

despacio en la entrega, rinde tu ser finalmente 

a la piel de la que te adueñaste. el día que llegaste 

cuando ya nada esperaba.

Despacio en la entrega víveme pero sobre todo víbrame 

y enrédate dentro de mí.

así despacio en la entrega ciega por ti y para ti.

 

 

Otros Posts

La muerte de Alfredo Espino

alfredo espino biografia

“¿Que más pedir? Con tu amor,
mi rancho, un árbol, un perro,
y enfrente el cielo y el cerro
y el cafetalito en flor…” (Alfredo Espino “Un Rancho y un lucero”)

Pipí en la cama

Pis en la cama

Con 8 años y toda mi catequesis bien guayabeada, llegaba a mi primera comunión alguien me dijo que cuando llegara la fecha podía pedir a Dios tres dones.*

Compañero fiel (Colaboración Carlos Barrera)

silhouette woman and man cropSe despertó muy rápido el sonido de una alarma la había sorprendido, estiró los brazos y un bostezo prolongado salió de su boca, con el brazo izquierdo estirado sintió algo duro a la par suya, palpó con la mano hasta tocarlo de nuevo, se dio vuelta y dijo:

© Daniel Rucks 2018