logo

il 340x270.914471450 l5og

Hoy te encontré sencillamente distinta, no más bella ni más mía …distinta, como que aquella frase de mi madre “de vez en cuando, es bueno extrañarse un poco …” cobrara todo su valor y sentido.

Distinta, radiante, tal como si la ausencia y las distancias, aniquiladoras de recuerdos y otras instancias, te diesen nuevos bríos, brillos, resplandores y atardeceres a tus ojos, que sentí que hasta me miraban diferente, a pesar de que no he dejado de ser yo tú, y tu mi yo.

Y las ausencias convocan a presencias y proximidades, de piel, de labios, de besos y cuerpos, a gastárselos todos, a comerse a besos … y hacer el amor, hacer el amor hasta reventar si es posible … porque eso, eso es vida.

Sabés que sería lindo?

Subirse a un automóvil cualquiera, a velocidad vertiginosa, imprecisa, así como los de Casa Presidencial que manejan como si fueran los dueños del país y atropellan gente a diario, desde las épocas de aquellas caravanas de la muerte … y quitando toda la parte sangrienta, que los enamorados no somos esa clase de gente, huir, escapar de todo este cúmulo de alambres, cemento y mierda que es esta ciudad y encontrar un refugio, cualquiera, en medio de una montaña, o en una playa escondida, ocultos …

Alejarnos los dos de la mirada de todos los demás y regodearme en esas formas femeninas, que son las tuyas, las de siempre, las tan amadas y deseadas que hoy encontré sencillamente … distintas, y renovar los votos de amor, con una cabaña, un colchón, y un par de aves silvestres como testigos …

escapar

huir

porque la nostalgia existe y deja huella

y hacer el amor… hacer el amor hasta reventar si es posible

… porque eso, eso es vida.

Otros Posts

Portero suplente

fc3batbol

Tú eres la gloria deseada

lo bello, intangible, distante

Oscarito y los chojoles mágicos

SinloOscarito, era chiquito muy chiquito, vivía con su padre ( al menos así le llamaba él) que era muy pero muy viejito, y estaba muy enfermo … (al menos eso decían en el pueblo, la verdad nadie la sabía).

Un gol puede cambiar tu muerte. Moacir Barbosa el primer portero negro de Brasil

kjhkjhhhhAquel instante, del 16 de julio de 1950, cuando Alcides Ghiggia, con el marcador Brasil 1 Uruguay 1, clavó en el ángulo derecho el gol para subir el marcador a 2 para los celestes y pocos minutos después, consagrar a Uruguay campeón del mundo por segunda vez …

© Daniel Rucks 2017