logo

Aún quedan los muros manchados de siempre y los ecos de las consignas gremiales del 1 de mayo.

La súplica de los trabajadores de que el trabajo sea prestado en condiciones y con pagos debidos … y todo seguirá igual, no habrá voluntad política al respecto.

Porque el trabajo noble, derecho, legal, dignifica … y lo que hacen los políticos degrada al trabajador ..y lo mortifican.

No me pueden dar paja o mentir, yo he estado en varias marchas y en su gran mayoría las reivindicaciones sindicales, gremiales son justas y apelan a la dignidad, pero el panfleto barato y la politiquería … las ensucian.

 

Un no sé qué bíblico en el asunto

El mismísimo Papa Francisco puso el grito en el cielo respecto de la desocupación y la injusticia social que esto produce. Apeló a San José Obrero para decir lo que el trabajo dignifica y significa.

El trabajo y el amor son los dos motores que mueven el mundo. Nuestra vida, y la de nuestra familia, giran alrededor del trabajo. Es lo que nos permite crecer y multiplicarnos. Multiplicar los panes y los peces. Desarrollar nuestras capacidades. Sacar lo mejor que tenemos adentro.

Es el orgullo que llevamos en el pecho. El sacrificio personal, la superación constante, la cultura del esfuerzo que heredamos de nuestros padres y nuestros abuelos.

Es un mandato de la vida desde el fondo de los tiempos. Es un mandato ético y bíblico que nos recuerda eso tan sabio de que ganarás el pan con el sudor de tu frente (no con el sudor del que tenés enfrente). Hay pocas cosas más horrorosas que no tener trabajo. Con excepción de la muerte, es lo más doloroso. Es como morir en vida. Un desocupado es alguien que fue condenado a ser pero a no ser. Los desocupados son los desaparecidos de estos tiempos.

 

Se los intenta borrar de todos lados. Hasta de las estadísticas oficiales. Eso no hay que permitirlo. Siempre digo que la historia juzgará a los gobernantes por la cantidad de trabajo genuino y en blanco que puedan generar.

 La historia condenará o absolverá a los presidentes por este motivo. Porque es la medida de la justicia social plena. Esa es la manera de hacer una sociedad más igualitaria y más equitativa.

 

Todos podemos quedar desocupados y sufrir el desprecio de no tener precio. De estar depreciados y despreciados. De sentirnos abandonados y por eso abandonar. Mientras más desocupados hay en una patria, mas fragmentada está. Más quebrada en sus cimientos. Un estudioso como Jeremy Rifkin dice que por cada punto que aumenta la desocupación, crece un 4% la criminalidad. Es como desquiciarse, perder el rumbo, quedarse sin futuro.

 

Pero en casa las paredes se caen … 

Pero alcanza con salir a caminar el AMSS y las espaldas de las grandes ciudades para certificar que todavía falta mucho. Que hay muchas asignaturas pendientes, pero que esta es la más importante. Trabajo digno y legal para todos . Ese es el camino para combatir la pobreza y la indigencia de verdad y no la malversación de las estadísticas.

Porque el trabajo es la base pero no es todo. Ese salvadoreño que tiene trabajo necesita además una vivienda y la posibilidad de darle salud y educación a sus hijos. Esa es la famosa igualdad de oportunidades que debemos conquistar. Como canta el talento de *Alejandro Lerner que lo dice todo: “Que no nos falte el trabajo ni las ganas de soñar, que el sueño traiga trabajo y el trabajo dignidad”.

Otros Posts

Quiero seducirte (Gentil colaboración de Titi para este blog)

 

Si me dices que escriba lo que quiero…

Quiero seducirte con el beso del deseo,

Quiero que me estremezcas con tus ganas,

La historia detrás de la canción “When a man loves a woman” de Percy Sledge

percy sledge 01

Percy Sledge fue un innovador del Deep Soul, o sea el rythm and blues en su expresión más profunda, más gutural si se quiere (o más bien, si se puede a nivel de semántica), a nivel de sentimientos.

Mi última neurona

imagesHR4Y5ZB4

Mi vida está hecha un desastre

con tendencia a empeorar

casi nada funciona como debe

el resto funciona mal …

© Daniel Rucks 2018