logo

madres adolecentes

Cada día son más las soluciones sin fundamentos que nos regalan sin tener la convicción verdaderamente de querer ayudar a nuestra juventud.

Solo en lo que va de este año 2017 más del 50% de los nacimientos son de niñas menores de 15 años, aunado a esto otro 35% son de menores de 18 años que están por su segundo o tercer parto.

Es una situación alarmante pues nuestra niñez se está perdiendo, están haciéndose madres antes de celebrar su fiesta rosa, o graduarse de bachilleres,  están perdiendo sus valores.

Hace poco mencionaban en las noticias propuestas de aborto. Y como ciudadano me pregunto porque no comenzar a educar a nuestra niñez. Porque no proponer y aceptar una ley que proteja verdaderamente.

En Japón por ejemplo hay una ley que hace que si las familias desean un segundo hijo deben pedir permiso, y aquí si tu familia no tiene 3 hijos no está completa, aunado a esto nuestra extensión territorial no permite un crecimiento demográfico tan rápido. Hay familias de hasta 12 hijos o más, si hablamos de cuestión cultural me pregunto nuevamente de que cultura hablamos???, los gobiernos jamás se han preocupado verdaderamente por el bienestar de nuestros niños, y les pregunto cómo una niña de 12 años puede educar o mantener a un recién nacido?, que experiencia tiene?, son interrogantes que más de un salvadoreño tiene, porque no proponer esterilizar a las jóvenes con más de un hijo, porque verdaderamente no se aplica una mano rígida con esos adolescentes irresponsables que andan procreando hijos por aquí y allá??, es alarmante darse cuenta de la cantidad de niños en las calles, de niños maltratados física y psicológicamente por madres adolescentes, se está permitiendo que más niños y niñas ingresen a grupos delincuenciales por el simple hecho de no buscar una verdadera  solución. Porque estas madres adolescentes no saben cómo mantener a estos miles de hijos que están viniendo al mundo sin un futuro.  

EMBARAZOS

Es mentira decir que la tecnología aleja a las familias, es irresponsable decir que un género musical está corrompiendo a nuestros hijos e hijas si somos nosotros quienes les compramos ropas inadecuadas solo por el hecho que anden a la moda, les compramos el mejor teléfono para andar a la moda por el simple hecho de no desear conversar con ellos, de dedicarles tiempo, de cuidarlos, protegerlos y valorarlos como lo que son, somos irresponsables al dejarlos bailar como efectuando el coito con ropa, no propongo sancionar a un género pero si propongo preocuparnos por nuestra niñez. Regular o tratar de regular los géneros musicales que escuchan sabiendo de las  vulgaridades que hablan en esas canciones.

Antes la sociedad se horrorizaba cuando veían niñas menores de 18 años embarazadas o sosteniendo hijos en sus brazos y era tan normal ver mujeres de 25 o más. Ahora es todo lo contrario ver a una mujer que lucha por su futuro que tenga más de 25 años sin hijos, estudiando es algo increíble tan natural ver niñas menores de 15 con más de un hijo.

Acepto que cada quien debe hacer de su parte y no esperar que alguien más resuelva el problema, pero no estaría de más que los gobiernos tomen cartas en el asunto para ayudar a nuestra niñez, ayudar a los jóvenes a tener una oportunidad y que no les suceda como dicen los dichos de abuelas. Arruinarse la vida por una calentura. Por no saberse proteger.

Es nuestro deber tratar de hacer algo. Nunca desistir de hacer un llamado a las entidades que pueden hacer una diferencia por nuestros niños.

Para que no sean niños criando niños.

 

 

Otros Posts

A mis hermanos Firpenses:

Firpo Posada segunda-520x347

… se vale llorar, que llorar también es de hombres. De hombres, mujeres, niños y niñas que lloraron el domingo en el Sergio Torres, unos por los gases lacrimógenos, otros por que entendían que una ilusión se había roto … parcialmente.

Buenos días Don Benito !

0bb073ad4e82f418fb353e6335139dd4

Buenos días Don Benito, lo vengo a visitar … no se asuste, me recuerda verdad ? Se acuerda de mí? Cómo? Bueno mi aspecto no es el mejor, dada mi condición, mi cara le resulta difusa … tantos hombres sin nombre.

Trillizos

Se llamaba Sebastián, Nicolás y Pedro y eran trillizos por unanimidad, era prácticamente imposible diferenciar el uno del otro.

© Daniel Rucks 2017