logo

History soap ancient mesopotamia 2800 bc 6Esta es una historia muy limpia, pero bastante resbaladiza …

 

Esta frase era imposible de escuchar antes del siglo 30 a.C, no porque no existiera el amor, sino porque no existía el jabón, así que los pueblos mediterráneos se restregaban la mugre con aceite de oliva, o sea que después de salir del baño, más que a jazmines y flores, uno terminaba oliendo a ensalada …

Allá en la antigua Sumeria, o sea al sur de la Mesopotamia, donde deducimos nace la humanidad, se encontró una inscripción en piedra “Mezclad una parte de potasa con cinco de aceite, con lo que se logrará una pasta que quitará la suciedad del cuerpo mejor que el agua de río”.

Nacía algo parecido al jabón.

soap 9 small 1

 

Pero en Roma, por ejemplo, tal jabón, o su perfeccionamiento a la mezcla de grasa animal, en aceite de oliva y soda, más ceniza de madera de arce y cal viva (cal viva en la piel?) no fue conocido,  porque el comercio fenicio no llegaba hasta la zona …

Así que los romanos se restregaban con una mezcla de piedra pómez y aceite, con lo que uno terminaba casi despellejado pero limpio.

History soap ancient mesopotamia 2800 bc 2

La palabra “jabón” no es oriunda del latín, sino del germano “sapón”, así que los romanos que llamaban “bárbaros sucios” a los germanos, no sabían que eran más limpios que ellos.

“Hay una especie de ungüento grasoso de sebo de cabra y cenizas de haya, que se ponen en el pelo, para untárselo y teñirlo, los pueblos bárbaros le llaman a esto sapón” (Plinio el Viejo)

10841644 10203877480069770 1418825938 n

 

Bueno, bonito pero no tan barato

Los fenicios, los más activos comerciantes del mundo antiguo, empezaron a llevar el jabón a lo que hoy conocemos como Europa en el siglo IX a.C, se lo vendieron a los celtas y galos, pero era demasiado caro para los pueblos mencionados, así que hicieron lo que hacemos normalmente en el centro de San Salvador y también hacen los chinos: analizarlo y piratearlo.

Así que hasta después los romanos conocieron el jabón, cerca del Siglo II a.C, cuando al comenzar las guerras con los galos, saquearon sus ciudades, diezmaron sus ejércitos, abusaron de sus mujeres y les robaron el jabón.

Galeno, el más conocido médico romano, lo alababa mucho y aseguraba que era una manera natural de eliminar la suciedad del cuerpo, principal fuente de enfermedades … en eso Galeno tenía razón, los romanos, de todas maneras, se bañaban poco …

vitruvius bath 600dpi

 

 

El jabón llega a España, y así lo recibimos nosotros !!

Para el Siglo VIII, el jabón llega a España (como se bañaban antes los españoles, o si se bañaban, aun es un misterio), se fabricaba en Toledo, y era carísimo, extraer postasa y algas marinas no era cuestión tan simple, se hacía en Génova en Italia y Marsella en Francia y por sus precios resultaba imposible de comprar para los “comunes”, solo para la nobleza …

Sin embargo los reyes y similares no tenían el hábito de la higiene, se echaban perfume pero apestaban, tanto así que cuando al fin adoptan los beneficios del jabón, un satírico escribió en un busto del Rey de Francia:

“Que placer acudir a los salones

donde se regocija la alta sociedad

ya no huelen los señores

a su propia humanidad”

soap 2

Ácido sulfúrico

Un gran invento, que permitió bajar el precio a los jabones se da en 1791, se logra soda caústica, mezclando algas marinas con ácido sulfúrico.

Así se comienza a universalizar el producto, tanto así que para 1830, con otras mezclas, el inventor belga J. Solvay logra abaratarlo aun más y con eso, se incrementa la higiene y baja la mortandad infantil en Europa.

Para inicios del siglo XX, ya el jabón formaba parte del tocador de cada casa … pero para entonces, la humanidad había pasado bastantes siglos …

… básicamente hedionda.

Otros Posts

Al infierno y sin visa

motdlckfeat

Un día de estos, hace años ya, unos cuantos a decir verdad, estando con toda la familia en misa, esas misas para niños que ponen a los chiquitos adelante y el sacerdote que no se las quiere tirar de el “Steve Jobs de la teología” habla en lenguaje coloquial, Monseñor Delgado (que lo maneja muy bien) trataba de explicar a los niños las diferencias entre el cielo y el infierno, el bien y el mal, entre “arriba y abajo”, empezó a preguntar a los niños si preferían ir “arriba o abajo”.

Recurso de náufrago

mensajebotella696Lanzo una botella al mar

recurso de náufrago

El tercer día de la creación

man window lonely bwEl amanecer del tercer día de la creación,

debió ser algo muy parecido a éste …

© Daniel Rucks 2017