logo

(Investigación dedicada con respeto a la afición del FAS, la que incluye a mi esposa Tania y mi hija Adriana).

Muchas veces, he hablado con amigos, fanáticos del FAS, con quienes siempre íbamos al Quiteño, a pelearnos en los FAS – Firpo, a ver quién gritaba más fuerte, y si Firpo ganaba en Santa Ana (cosa que hicimos varias veces).

 

Y cuando les preguntaba a mis amigos, si sabían quién había sido Óscar Quiteño, ninguno podía explicarme …

Y con todo, es una historia que siempre me apasionó es la primera (y única hasta donde llegan mis archivos) muerte súbita de un jugador en un estadio salvadoreño.

Se tejen historias, especulaciones, y con los recursos de investigación logramos tratar de echar luz sobre el tema, hablando con su hijo, doctores, historiadores, todos de Santa Ana.

Son menos de diez minutos muy emotivos y bien documentados, acerca de la previa y posterior reacción de toda una ciudad a la muerte del portero del FAS, el 13 de diciembre de 1964.

 

  • Originalmente producido para “El Salvador detrás del espejo” de VLM. TCS. Vía esmitv.com

 

 

Otros Posts

Crónicas del estornudo

estornudar

En estos días de cambios temperamentales del clima, llueve a veces, hace calor siempre … en estos días de enriquecimiento de los laboratorios fabricantes de antigripales, es bueno echar un vistazo a nuestra mejor maestra, la Historia, acerca de todas las repercusiones y vaivenes que el estornudo ha tenido a través de los tiempos… para qué?

Los “Tetuntazos” Astrológicos de Nostradamus para 2023

yiyiuyiuyui77789000

 

 

Yo no creo en brujas … pero de que las hay, las hay. De más está decir, que sin embargo no creo ni una palabra de las Michel de Nostradamus, famoso astrólogo francés, hizo como predicciones mientras anduvo sobre esta tierra antes de su muerte en 1556 d.C … esto es solo para la “divierta”

Tratando de entender “El Niño”

uyiuyiuyiuyiuy

El año pasado 2015, fuimos testigos de los efectos devastadores que el fenómeno de “El Niño” puede tener sobre el planeta, y más sobre nuestra área … preparémonos, para el 2016, puede ser peor …

© Daniel Rucks 2024