logo

898687676876tttt

 

Somos los tristes escombros que dejó el alud

despojos de lo que fuimos

y quizás nunca

volveremos a ser

 

Cuando solíamos ser

luz …

territorio común

arcabuz

contra las nostalgias

desgracias

acrobacias

de la vida diaria …

 

 

Los recuerdos

como trenes de carga

me golpean …

Y son trenes de muchos

vagones

canciones

traiciones …

demasiados, muchos vagones ...

 

 

Woman man on separate benches2

 

 

Y a pesar de que te rogué

que no te fueras

para mantenerte conmigo

mejor haberte tenido y perdido

que nunca haber tenido nada

 

Estábamos persiguiendo estrellas

a través de las carreteras del país

dos piezas imperfectas

dos parias

desprovistos de todo y de nada

 

Con nuestros dedos entrelazados

nuestras manos nos daban seguridad

que nunca fue cierta

siempre tan vacía y sin certezas tu …

siempre tan pragmático y sin temores yo …

 

Aún y cuando

volvimos a ser dos parias

cada uno mendigando

en una acera diferente

de frente

porque yo te veo mirándome

y tu ves que te veo mirándote …

ninguno se anima a cruzar

… y sin embargo, lo haría todo otra vez

si la vida me diese oportunidad …

Otros Posts

La “otra” Diana

queen astrid herman richir
 
 
La otra Diana, no se llamaba Diana ni era británica, si bien tienen coincidencias en finales, no lo tuvieron  en tiempos, era sueca y se llamaba Astrid.
 
 

Los Romanov. 300 años de Historia en 800 palabras

for blog 1024x511Gobernantes de Rusia desde 1613 hasta febrero de 1917. Los Romanov, se forman dinásticamente de los descendientes de Andrey IvanovichKobyla (Kambila), un boyardo moscovita que vivió durante el reinado del gran príncipe de Moscú Ivan I Kalita (que reinó entre 1328 y 1341), Los Romanov adquirieron su nombre de RomanYurev (fallecido en 1543), cuya hija AnastasiyaRomanovnaZakharina-Yureva fue la primera esposa de Iván IV el Terrible, quien reinó como zar entre 1547 y 1584). 

 

De estas Semanas no tan Santas!

cruz jesus

Estos son los momentos en que los salvadoreños deberíamos serenarnos, apelar al sentido del humor y tomarnos la situación del país más relajados, sin desesperación, sin Los Chorros desesperantes, ni los tres carriles que nadie entiende, mientras los policías de tránsito y gestores se afanan dándole duro a los pulgares mientras WhatsAppean y se aplican un sonoro soplido de viento en los Del Granjero, mientras el tráfico está dado vueltas, puesto al revés.

© Daniel Rucks 2024