logo

Bra-Clasp-257x300

El líder mundial, después de una jornada agotadora, en la que había decidido la invasión armada de dos naciones (una latinoamericana y una africana, en nombre, por supuesto de la democracia), luego de derrocar a un dictador en Asia y aumentar los intereses moratorios de la deuda externa a niveles de ahogo, para recuperar el déficit fiscal, como a eso de las ocho treinta de la noche, se retiró a su recámara de descanso.

Ahí le esperaba su mujer (no su esposa, ojo, sino su mujer para “desahogo” de esa ocasión especifica), con ella el líder mundial pensaba aliviar todas las tensiones y cuestiones problemáticas del día.

La amante de turno era apetecible y sensual (sus asesores las elegían bien) y como no se trataba de enamorarla, procedió de un solo a desnudarla… hasta ahí todo bien… el problema fue cuando el líder mundial llegó al brassiere, específicamente al broche del brassiere, eterno problema de todos los hombres del mundo, al haber tantas variables sobre el tema, no haber un modelo específico, estándar, sino que están los que se abren para arriba, lo que hay que doblar el clip, etc.. etc…

Ahí fue a topar el líder mundial… a la señorita de turno, le hizo gracia que el hombre más poderoso del mundo no pudiera desabrochar su brassiere, y lo dejó hacer, mientras el líder se desesperaba, y ella se reía (pero bajito, para no escandalizar) y el líder comenzaba a soltar maldiciones en varias lenguas vivas y alguna muerta… entonces ella, en lugar de ayudarlo (como se suelen resolver estos casos) consideró tratar de distenderlo y le cantó ingenuamente en el oído “clumpsy, clumpsy, clumpsy” (torpe, torpe, torpe)… para qué?

El líder mundial montó en súbita cólera, y de un empujón la mandó al suelo, mientras ella se asustaba y él insultaba, y amenazaba, y le decía que quién se creía que era? Que le iba a demostrar quién era él, y todas las típicas prepotencias etc, etc, etc.

640px-Atomic cloud over Hiroshima

Se marchó a grandes zancadas hacia su despacho contiguo, convocó de inmediato a reunión de comité de seguridad internacional, y mandó a invadir siete países más de una vez, mandó detonar nueve misiles contra su peor enemigo y cuadruplicó el precio del petróleo para todo el mundo…mientras se reía, babeaba y miraba a la damisela atónita y asustadísima, tirada en el suelo… la reacción fue inmediata, y tres gobiernos de Medio Oriente le declararon la guerra de inmediato, que meses después, al fracasar toda negociación, sería a la postre la tercera guerra mundial, que acabaría con el 15% de la población del planeta…

Pero no hubo nada

nada que el líder mundial pudiera hacer…

con el broche del brassiere.

 

 

 
 

Otros Posts

La Tercera Independencia

historia independencia de el salvador
 
Es el día de la Patria, doscientos años de Independencia no se celebran así nomás, desde el campanazo premonitorio de José Matías Delgado diez años antes de la firma del acta de emancipación, campanazo que por cierto no sabemos a ciencia cierta si fue en La Merced, si fue en El Rosario, si fue en El Calvario, si fue Matías Delgado, es más ni siquiera sabemos si realmente fue , pero lo celebramos y colocamos nuestra Independencia en el marco de una exaltación general.
 

9 aspectos acerca del sexo, que por lo general, nunca nos explican

EaPPU2qXQAEtuQE

Nuestros padres que nos protegieron con la idea de preservar nuestra inocencia nos enseñaron a la vergüenza, aquellos que temieron nuestro cuerpo cambiante y nuestra creciente curiosidad nos enseñaron el desprecio.

Que te laves las manos te digo!

IUIYUTUTYYYtura
 
 
Parece absolutamente inquietante y preocupante, que el hecho de lavarnos las manos, antes o después de …. (nombre la actividad básica) tenga tan solo 180 años … aunque a nivel terapéutico, tan solo 130 años ! Y antes?
 
 

© Daniel Rucks 2024