logo

Civix

 

Amor, me reventaron a patadas, bien dadas, descaradas, el árbitro no pitó nada, chanchada, casi me dan con una granada, amada; regreso a casa maltrecho, deshecho, contrahecho, no por andar de peperecho, por tu mirada sospecho, no es el hecho, no vengo de otro lecho, no es mi techo, a lo hecho pecho, es el fútbol y sus derechos, medio torcidos pero es un hecho, me reventaron el antepecho, a pelotazo de despecho 

 

 

… no me castigues con el tuyo.

Roxy, sobame el coxis …

 

jutbol

 

Ya sabés las habladurías, en este cantón de porquería, lo practica la mayoría, no importa el status y la categoría, cualquier Judas dispara la artillería, se habla sin dicotomía, policromía, sin decir ni esta boca es mía; pueblo chico infierno grande, todo se dice porque todo se sabe, cabe, esa es la clave, se miente más sobre aquello que es más grave, en bocas enfermas el chambre es jarabe, no existe títere con cabeza que no se menoscabe, se fotografía se filma y no hay plática que no se grabe, lo que mal empieza no hay forma de evitar que mal acabe, decapitan al payaso a golpe de sable …

 

Cuuuuuuuuuuuu

… pero yo no juego en esa liga, juego en la de veteranos

Roxy, sobame el coxis …

 

politics

Que del coxis conecta el sacro, y el dolor es macro, no es ningún simulacro, patadas de alto impacto, compacto, contacto, bah …sin tacto, te pegan en el punto exacto, quedo estúpidamente estupefacto, miro al cielo y veo el artefacto, los miro me miran o me retracto?, si somos un universo tan grande, porque nos peleamos por un pedacito de paso?; corriendo como enfermos tras un balón, agarrándonos de la camisa del pantalón, buscando peligro de gol, como locos en un callejón, en un estadio o en un corralón, tratando de no pasar un papelón, que el “6” no te deje parado como un chambón, chillón, le pegué primero pero sin intención, el me devolvió semejante trompón, y ahí se armó el follón, tipo motín de prisión, como si fuera un malón, éramos veinte pero parecíamos un millón, no importaba ya el uniforme ni el batallón, guerra abierta gran conmoción, o mataba o moría yo …

 

 

spla c180614 1131

 

 

… vengo tarde, golpeado, exhausto, pero no vengo de brazos ajenos …

Roxy, sobame el coxis …

 

bccdbb4049fa55d0f87553a65b92d4fa

 

Hemos perdido los valores, nos inundan los malos olores, que cuando no llueve se ponen peores, pero siguen regenteando “majestades y lores”, desde hace 120 años hasta hoy salvo algunas vagas excepciones (una?), sin dones y condones, no existen las buenas relaciones, solo intrigas y traiciones, insultos y maldiciones, la generosidad y solidaridad se fueron de vacaciones, se rompen calles y ponen semáforosobsoletossolo para que circulen los señores, mientras se prestan millones, se escapan entre nuestros dedos como ilusiones; las penas son de nosotros pero el pisto siempre es ajeno, como ajeno es el sueño, sin dueño, de trabajar con dignidad y sin fruncir el ceño, pescar desde la orilla como buen ribereño, y no en buques con dinamita que matan hasta los peces pequeños, no progresamos aunque pongamos empeño, y pasamos visitando las casas de empeño, no somos escandinavos ni mejicanos ni brasileños, somos salvadoreños, héroes de futbol playa y nada más …

 

Cap6rrytura

… tal vez lo que me duele es la realidad …

… acá nosotros, allá ellos …

dan solo para recibir

lo que equivale decir

negociar para subir

y cada tanto compartir en una fiesta

con aquellos que nunca están invitados

Roxy, sobame el coxis

Otros Posts

Cuento en silencio (Colaboración de Lluvia para este Blog)

john graham abstract erotic bluethumb 6d22Existe un cuento lindo , de momentos pegados , a un deseo , a una dulce realidad que se acomodó en los rincones de mi piel , que el tiempo marco como tatuajes en recuerdos de arrebatados instantes donde fue un solo beso la llamarada de pasión , que nos hizo sentir más de lo esperado .

“La milonga del descendido” Timoteo Pampa

Yo soy Timoteo Pampa

Un gaucho de donde a usted le dé la gana

Que al final pa´sustos no se gana

Turbulencias urinarias

Business travel 19417 634x0 c default

La historia es completa y absolutamente cierta. Le agrego nombres y circunstancias, pero es real de cabo a rabo.

© Daniel Rucks 2024