logo

alon dagan piano bar

 

A inicio de los setentas, yo era pianista de un bar, Rita era la mesera, era un bar pequeño, lo suficientemente grande para que mi piano se escuchara pero demasiado pequeño para los sueños de Rita…

 

Rita soñaba ser artista, quería cantar, actuar, cuando la clientela era poca cantaba mis canciones, las cuales se sabía de memoria, pero bajito, para que nadie la escuchara y cuando la clientela era mucha, yo la ayudaba a atender las mesas en mis momentos libres.

 

 

illustration pinup girl lying on 260nw 69491644

 

 

Eso éramos Rita y yo, compartíamos mi almohada de vez en cuando, no porque yo la considerara esencialmente bonita ni ella me encontrara atractivo, era un amor de amigos, me gustaba su perfume, y des pues del amor, sobre mi cama, me actuaba papeles de divas que había visto en el cine, o me cantaba canciones imitando la voz de alguna cantante famosa.

 

postcard

 

 

 

No cantaba mal, era una mujer llena de ilusiones, que apenas consideraba nuestro pequeño bar como un paso transitorio a la fama que sabía que le esperaba en algún escenario.

Fue entonces que decidió mandar su carta, famosa carta a una productora importante para que le dieran una oportunidad, de mostrar su talento, sus aptitudes, en fin ..una audición.

 

 

pinuo

 

 

Preparamos todo, grabamos una canción cantada por ella, yo toqué el piano y con unos pocos ahorros pagamos un estudio de grabación y un fotógrafo que le sacó un retrato glamoroso y un ojo de la cara, a nivel de dinero, para darle una pose de Marilyn Monroe, que Rita acomodó primorosamente en un sobre con todos sus datos y cartas y fotos y canción.

 

 

 

d4747b96ce010f1ae0e3dcd098ab120c

 

 

De ahí comenzó la espera… día tras día, esperar el correo con la contestación, ella sentía el grito del cartero y corría a la puerta esperando su contestación. Yo le decía que cuando llegara a Hollywood o donde fuera, me mandara una postal, para conocer, para colgar en la puerta de mi refrigeradora.

Y pasaron los días… ya estamos en el dos mil y fichas, yo, con un poco de artritis en mis dedos, medio calvo y bastante viejo, sigo tocando el piano en este bar…

 

.... Rita nunca recibió su carta ni yo mi postal de Hollywood para colgar en la puerta de mi refrigeradora… Rita, más gruesa y malhumorada, sigue siendo, por supuesto, la mesera de este bar…

 

 

 

 

Otros Posts

Recuerden El Álamo!

csm 1861 cartoon shrine harpers weekly 9ecd83f919

 

“Remember el Alamo” la frase resuena aun, cada vez que se trata de reivindicar la posición de un latino en USA ante el atropello de parte de un oriundo Anglosajón tratando de menospreciar su valor ... recuerden El Álamo!

 

La cofradía de la Dama Escarabajo a transistores

 

 

En aquellos dorados sesentas, cuando la TV todavía era un elemento selectivo, lejos del alcance de nuestros confines proletarios, barrios obreros de mucha gente y pocas esperanzas, donde los sueños siempre quedaban postergados para fin de mes y de ahí para nunca ...

Desperfecto del recto

b872ca68b2ce7d510bb234d3c245c478

Yo persisto, insisto, desvisto … luego existo; pero existo, no desisto, sigo mi rosa de los vientos, con intentos de nunca desviarme del lado iluminado de mis tiempos …

© Daniel Rucks 2024