logo

Posts recientes

BB1h9BXo

 

 

Revisando, porque hay algunas cosas que asumimos como ciertas, simplemente porque se nos han transmitido por narraciones, cuentos y afines, de manera verbal digamos …

 

Leer más...

 

hfgfgdtre47777

 

 

Este fin de semana, muy alborozados todos celebrando a nuestras madres lo cual está muy bien ! Casi no reparamos en un hecho inaudito, después de 20 años, una tormenta geomagnética impactó nuestro planeta, suave, pero tormenta al fin.

Leer más...

R

 

 

Cuando se abre el telón Alfredo y Bernal ya están en el centro de la escena, conversando sin mirarse. No tienen más de cinco años cada uno. Están en la caja de arena de un espacio público, un parque o plaza, rodeados de baldecitos, moldes y juguetes.

 

Leer más...

Otros Posts

El mito de 7 años humanos = uno de chucho … no será mucho?

Un ano para el hombre equivale a 7 para los perrosEs algo que venimos repitiendo desde niños, porque a su vez, lo escuchamos de nuestros padres, quienes siendo niños lo escucharon de sus padres, etc. etc. … esta aseveración es más falsa que las lágrimas que derramó aquel primer actor que hoy está asilado en Nicaragua, en El Mozote … do you remember?

Un gol puede cambiar tu muerte. La historia de Moacir Barbosa el primer portero afroamericano de Brasil.

1594901631 777092 1594905116 noticiareportajes grande

 

Aquel instante, del 16 de julio de 1950, cuando Alcides Ghiggia toma la pelota , con el marcador Brasil 1 Uruguay 1, y la clava en el ángulo derecho para subir el marcador a 2 para los celestes y pocos minutos después, consagrar a Uruguay campeón del mundo por segunda vez, varias muertes se desencadenaron ..

11 personas se suicidaron en todo Brasil, incluso una en el mismo Maracaná, solo un hombre, viviría dos muertes, después de ese suceso.

 

Dos chirilaguenses en Las Vegas

 

las vegas clipart cartoon 1

 

 

Mi amigo “la nutria” estaba un poquitín borracho, habíamos empezado a tomar desde que llegamos a Las Vegas, Nevada, hacía 2 horas atrás. La emoción de estar en esta ciudad nos había desbordado, era el sueño hecho realidad.

 

 

© Daniel Rucks 2024