logo

protection

 

Mutua necesidad de entregas completas, somos tu y yo

deseos enredados en la magia de un encuentro, solo contigo

el susurro del silencio, desnudando nuestros vicios de placer,

 

Leer más...

kandinsky.comp 7

 

Estar aquí entre tus brazos, es el aliciente ideal, viviendo esos silencios pendientes, hace que me conecte una y otra vez a ti, que no exista nada más placentero que sentir tus labios regalando besos, por mi piel, que hacen que tiemble de deseos por ti, mas que ayer mejor que antes.

 

Leer más...

popopooo998888888888

Mejor que ese antes en intermedios,

supiste de nuevo hacer la fiesta que organizas dentro de mí,

desinhibiendo mis deseos, nuestros deseos

 

Leer más...

iuiuyy

 

 

Esto es para ti, mi siempre sol atrapado en el pasado

Tu el que me perdías en la realidad,

Tu mi refugio de deseos seguros y constantes ....

 

Leer más...

Carmen Tyrell

 

De pronto me dices que me necesitas,

y mis labios no tienen la respuesta ,

pero los latidos del corazón lo dicen todo,

por mi ....

 

Leer más...

898687676876tttt

 

Somos los tristes escombros que dejó el alud

despojos de lo que fuimos

y quizás nunca

volveremos a ser

 

Leer más...

1 Bd3j yuFFBoKUDnWzW4 Bw

 

A la luna le gusta cantar

cuando todos nos dormimos ...

Leer más...

Otros Posts

Un aprendiz de Buda, por las Dudas ...

women fantasy art spirit artwork www.paperhi.com 33
 
"Nosotros los monjes budistas somos inflexibles en el tema de la castidad" me decía Jermaabad, mi tutor en las enseñanzas budistas, donde comenzaba a hacer mis primeros pasos de noviciado.
 
 

Alguien de quien despedirse, al menos

rtrttttturaComalapa, 3 15 pm, jueves, hasta el mecate de gente como siempre … Los pasajeros ya subían al área de migración, aunque faltaban todavía setenta y cinco minutos para la hora de salida.

Lo perfecto del amor imperfecto …

strangers passing 5305721365

 

Una hermosa mañana de abril, por una callecita de la ciudad, Lucas se cruzó de frente con la mujer perfecta. Tendría unos treinta años, igual que él. No era particularmente hermosa, ni tenía nada especial, pero a quince metros de distancia supo con certeza que esa mujer era perfecta para él.

 

 

© Daniel Rucks 2024